Elisabeth Taylor

De Givenchy, el discípulo de Balenciaga que vistió a Hepburn, Kennedy y Kelly

De vestir a Supermán a pilotar la Academia de Cine

Ha vestido a estrellas como Audrey Hepburn, Marlon Brando o Sofía Loren y hasta a Christopher Reeve en "Supermán", pero a partir de hoy, Yvonne Blake afrontará un reto muy distinto, el de regenerar la Academia de Cine desde su presidencia.

Cleopatra: la reina del Canal

Últimos días de la exposición que narra con un único eje conductor las diferentes facetas de la última reina de Egipto

Nuevo tráiler de 'Taylor & Burton'

El telefilme se estrenará en otoño

Juste un Clue de Cartier en España por Fiona Ferrer Leoni

Fiebre en el mercado del arte

«Lady Macbeth» vuelve a provocar

Belén Esteban y Fran no logran tener su deseado hijo

Un año es el tiempo que llevan Belén Esteban y su marido Fran buscando un hijo. Aunque ella no tiene previsto de momento someterse a un tratamiento de fertilidad y sabe que ambos pueden tenerlo, no le importaría hacérselo si fuera necesario. Su esposo, asegura la colaboradora, siempre ha deseado tener un vástago con ella "desde que me conoce".

El lado más oscuro de Liz

A Elizabeth Taylor, nunca le importó demasiado que la criticasen, pero jamás permitió que se le faltase el respeto al que fue su gran amor: Richard Burton. De hecho, se querelló por difamación en 1990 con «The National Enquirer» cuando esta publicación, que se vende en los supermercados, aseguró que había introducido alcohol en un hospital

Perversión

La gata entre algodones

Álex Rigola se asienta en el tejado de zinc del CDN con su versión del drama de Tennessee Williams

Apenas 1 con 020 euros

De vestir a Supermán a pilotar la Academia de Cine

Ha vestido a estrellas como Audrey Hepburn, Marlon Brando o Sofía Loren y hasta a Christopher Reeve en "Supermán", pero a partir de hoy, Yvonne Blake afrontará un reto muy distinto, el de regenerar la Academia de Cine desde su presidencia.

Els Tinars: un clásico de la Costa Brava

Más grande que el amor: el odio

De ambos sentimientos, apenas separados por una delgada línea, es un buen ejemplo la tempestuosa relación entre Elisabeth Taylor y Richard Burton