Tecnología

Un fallo en las cámaras de Google permitió a los hackers espiar a los usuarios de Android

Podían controlar la aplicación para tomar fotos y grabar vídeos sin necesidad de exigir permisos concretos, incluso si el teléfono está bloqueado

Un error de software en la cámara de Google permitió que hackers controlasen las cámaras de los smartphones Android, así como tomar fotos y grabar vídeos incluso estando bloqueados, según un estudio de la compañía de seguridad Checkmarx. El equipo de Investigación de Seguridad de la compañía halló varias vulnerabilidades al analizar un los terminales Pixel 2 XL y Pixel 3, derivadas de "problemas de omisión de permisos".

Publicidad

Entre otras cosas, Checkmarx descubrió que un hacker podía controlar la aplicación para tomar fotos y grabar vídeos sin necesidad de exigir permisos concretos, incluso si el teléfono está bloqueado, la pantalla apagada o cuando el usuario está en medio de una llamada. La compañía ha explicado además que, durante la investigación, descubrió que estas debilidades de la cámara de Google también afectan a otros proveedores de 'smartphones' con el sistema operativo Android, como Samsung, lo que "implica a cientos de millones de usuarios".

Asimismo, creó un escenario de ataque para eludir la política de permisos y descubrió que los hackers podrían tener acceso a vídeos y fotos almacenadas en los dispositivos, así como los metadatos de GPS asociados a ellos. Tras descubrir estos 'bugs', la empresa de seguridad notificó al gigante tecnológico, que confirmó que esta situación no era específica de productos Pixel. "Google informó a nuestro equipo de investigación que el impacto fue mucho mayor y que se extendió a una parte de Android más amplia, con otros proveedores como Samsung que han reconocido que estos defectos también afectan a sus aplicaciones de cámara y han comenzado a tomar medidas", explica Checkmarx.

Por su parte, Google agradeció a la compañía de seguridad por informarle sobre estas vulnerabilidades y afirmó que el problema se solucionó en sus dispositivos afectados mediante una actualización en Play Store de la cámara de Google en julio de 2019. También distribuyó entre los fabricantes afectados. Checkmarx ha recomendado a los usuarios que se aseguren de que todas las aplicaciones de sus 'smartphones' estén actualizadas para una "mitigación adecuada y como práctica recomendada".