Tecnología

La computación cuántica, el futuro de la tecnología

Google anuncia que en 10 años se logrará la II Revolución Industrial.

Google anuncia que en 10 años se puede lograr que los ordenadores que se creen no tengan errores. Sergio Boixo, científico jefe del grupo de Teoría de Computación Cuántica de Google, asegura que se producirá la "II Revolución Industrial". Hace aproximadamente un mes, Boixo anunció que se había logrado la supremacía cuántica al haber construido un procesador capaz de realizar en 200 segundos (3 minutos y medio) una tarea que le llevaría 10.000 años al ordenador clásico más avanzado del mundo, "Summit" de IBM (International Business Machines Corporation). Aquí empezó la disputa, poco después de que se anunciara este comunicado, IBM ya había respondido. Niega que Google pueda lograr la supremacía cuántica y aseguró que su ordenador podría realizar la misma tarea en dos días y medio. La empresa tampoco se mostró conforme con el uso del término "supremacía" , ya que los ordenadores no son supremos si no se han llevado a cabo de manera práctica, afirmaba Darío Gil, director de investigación de IBM. Google e IBM compiten por ser la empresa número uno en tecnología. En octubre IBM lanzó el ordenador comercial más potente del mundo con 53 cúbits (bits cuánticos). Google dispone de uno de 72 cúbits, pero no está disponible para terceros. Estos ordenadores utilizan múltiples estados que permiten múltiples interacciones y operaciones complejas, mientras que los convencionales se basan en operaciones binarias (entre 0 y 1 bit).

Publicidad

Actualmente la computación cuántica se encuentra en fase experimental, pero según datos del BCG (Boston Consulting Group) en 2024 generará entre 1.880 y 4.520 millones de euros anuales. Cifra que irá ascendiendo con el tiempo, se prevé que en 2050 los ingresos de la computación cuántica sean de entre 406.035 y 766.955 millones de euros anuales. También se ha incrementado la inversión en tecnología cuántica. EE.UU y Europa ya han destinado dinero público a este ámbito, 1.085 y 1.000 millones de euros, respectivamente. Asimismo, está siendo acogido por las empresas de automóviles y aviones. De hecho, Airbus ya está apostando por la computación cuántica para solucionar procesos de optimización y modelización de los aviones. Esta tecnología se podrá aplicar para evitar procesos realizados mediante ensayo y error (método que consiste en la obtención de conocimiento, reparación o solución de problemas en el que se prueba una posibilidad y luego se comprueba si sirve o no. Se realiza hasta lograr un resultado positivo), método que se utiliza en campos como la medicina. La computación cuántica permitirá la creación de fármacos más efectivos. Sin embargo, el beneficio más importante de la computación cuántica recae en industrias que necesitan simulaciones de operaciones complejas, para las que tienen que contar con una potencia informática que un ordenador convencional no les puede ofrecer. Por ejemplo, en la fabricación de fertilizantes se lleva a cabo un proceso de fijación de nitrógeno realizado mediante ensayo y error, pero consume el 2% de la energía mundial. Si este proceso se realizase mediante la computación cuántica, el ahorro de energía sería enorme y tendría un gran impacto en la lucha contra el cambio climático, así lo afirma Boixo, quien también asegura que "aún no hemos sido capaces". En este marco, algunas empresas ya han iniciado cooperaciones como Google y Volkswagen para simular baterías de bajo rendimiento o Microsoft y Pacific Northwest National Laboratory para crear una herramienta que resuelva problemas de química complejos.