Ciberataque de Irán contra Estados Unidos: ¿hay que tener miedo?

Varios expertos de Proofpoint analizan la situación y las posibles consecuencias

Los ataques “esponsorizados” por el Estado suponen una amenaza continuada para Estados Unidos
Los ataques “esponsorizados” por el Estado suponen una amenaza continuada para Estados Unidos

Tras el asesinato del general Soleimani, se da por hecho que Irán prepara ciberataques contra Estados Unidos como parte de su venganza. Pero, ¿cuáles son sus capacidades reales para desarrollar una represalia de impacto? Varios expertos de Proofpoint aportan su visión sobre la situación en Irán y las posibles consecuencias en este campo.

¿Debería considerarse que Irán supone ahora mismo un reto en materia de Ciberseguridad?

  • Sherrod DeGrippo Senior Director Threat Research and Detection en Proofpoint

Los ataques “esponsorizados” por el Estado suponen una amenaza continuada para el Gobierno de los Estados Unidos, organizaciones y ciudadanos. Dicho esto, si respondieran a la situación actual con ciberataques, llevaría algo de tiempo poner en marcha estas operaciones. Necesitarían registrar y desplegar su infraestructura digital, realizar la exploración de los objetivos, enviar el “anzuelo” y desplazar personal.

Por tanto, aunque todavía debemos esperar para saber la reacción en este sentido por parte de Irán, los actores involucrados en este tipo de amenazas dirigidas desde el Estado, ya han actuado en el pasado, especialmente en aquellas regiones más vulnerables porque los ciberataques militares son menos costosos que los ataques tradicionales y proporcionan una buena herramienta de ataque para regiones más pequeñas o en el periodo en el que surgen retos geo-políticos.

¿Qué tipo de objetivos podría tener un ciberataque?

  • Sherrod DeGrippo, Senior Director Threat Research and Detection en Proofpoint

Más del 99% de los actores involucrados en este tipo de ataques suelen hacerlo a través de phishing porque el email proporciona comunicación directa con el canal que tienen como objetivo. Independientemente de que los ataques de este estilo realizados a través del email tengan mismas características a los que realizan los ciberatacantes comunes (envío de macros maliciosos, downloaders y robo), la segunda fase de implantación suele estar hecha a medida. El año pasado vimos actores Iraníes burlando los logos del Gobierno de Estados Unidos para lanzar mails “cebo” con documentos adjuntos maliciosos y también utilizar herramientas públicas y privadas para desplegar cargas maliciosas a individuos específicos dentro de organizaciones concretas.

La actividad cibercriminal iraní también ha atacado al sector de educación superior y, en estas campañas, los métodos de ataque son espejo de los retos del escenario global. Es decir, se tiene por fin atacar a las personas antes que a las infraestructuras. Los atacantes se enfocan en comprometer las cuentas de correo, recopilar información, tener acceso... y no son directamente destructivas. Hacen phishing de credenciales de modo habitual enviando como cebo login a portales conocidos para las organizaciones objetivo o usando servicios acortadores de URLs para ayudar a desplegar las cargas para campañas posteriores.

¿Cuál puede ser el potencial efecto de un ciberataque de estas características?

  • Ryan Kalember, vicepresidente ejecutivo de Estrategia de Ciberseguridad de Proofpoint

Los conflictos modernos se extienden más allá del campo físico. Un ciberataque llevado a cabo con éxito puede tener un impacto real y más duradero en el tiempo: cerrando la corriente eléctrica, inmovilizando el sistema de inteligencia de seguridad, afectando a municipios enteros e incluso manipulando elecciones políticas. Además, como la información digital está presente en todos los ámbitos de Seguridad, los hackers también lo utilizan para influir en la percepción pública y causan una gran disrupción.

Nuestra investigación muestra que los ataques “esponsorizados” por el Estado se dirigen también a explotar los canales de comunicación digital independientemente de su nivel de sofisticación, motivaciones o país. Por nuestra parte seguiremos monitorizando la actividad en esta región para poder para compartir cualquier dato nuevo que detectemos.

¿Hay algún consejo para que usuarios o empresas puedan protegerse ante estos posibles ataques?

  • Ryan Kalember, vicepresidente ejecutivo de Estrategia de Ciberseguridad de Proofpoint

Los usuarios deben ser tremendamente cautos con la comunicación por email, especialmente aquella que requiera realizar una acción (por ejemplo, clicando un enlace o introduciendo credenciales). Es importante pensar como el atacante e identificar las personas más vulnerables en la organización y así desplegar el nivel adecuado de protección. Las defensas para poder proteger la puerta de entrada del email, el perímetro de la red y final, combinado con la educación del usuario son clave para poder protegernos de cualquier tipo de amenaza.