Así es Robo-Shark, el nuevo dron submarino con forma de tiburón para fines militares

Este innovador aparato se sincroniza con cualquier cámara o dispositivo de comunicación y sabe evitar obstáculos, lo que le permite llevar a cabo tareas de vigilancia secreta

Este nuevo vehículo submarino autónomo se llama Robo-Shark / Robosea
Este nuevo vehículo submarino autónomo se llama Robo-Shark / Robosea

La firma china Robosea, especializada en productos tecnológicos acuáticos, ha presentado un nuevo dron submarino con forma de tiburón para ser utilizado con fines militares: Robo-Shark. Este anuncio tuvo lugar en la feria ‘Consumer Electronics Show 2020’ (CES), que se celebró la pasada semana en Las Vegas.

Robo-Shark es un vehículo submarino autónomo que puede ser configurado y sincronizado con cualquier cámara, sensor o dispositivo de comunicación. Además, es muy sigiloso, sabe evitar obstáculos y es capaz de resistir olas pequeñas y medianas, lo que le permite llevar a cabo tareas de vigilancia secreta.

RoboSea's Robo-Shark, a multi-joint bionic robot fish for underwater exploration, is displayed during the 2020 CES in Las Vegas
STEVE MARCUSReuters

El tiburón, que pesa 75 kilogramos y tiene una longitud de 2,2 metros, se alimenta de una batería de litio de 24 Ah que le proporciona una autonomía de hasta dos horas. Este dron submarino puede viajar hasta 2 kilómetros y sumergirse a una profundidad de casi 300 metros. La única pega que tiene es que no nada muy rápido, pues solo puede alcanzar una velocidad de unos 18 kilómetros por hora.

Por otro lado, Robo-Shark puede transportar hasta un máximo de 20 kilos de carga y está controlado de forma remota desde una estación base terrestre, mediante lo que parece ser un controlador Xbox 360 modificado.

Según Robosea, su “robot tiburón” será muy útil para misiones que involucren el seguimiento de objetivos a alta velocidad y el cierre rápido de distancias.