Coronavirus: cómo desinfectar el teclado de tu ordenador

Así puedes limpiar bien este periférico, sobre todo, ahora que la opción de teletrabajar parece haberse disparado

Así puedes eliminar el coronavirus de tu teclado
Así puedes eliminar el coronavirus de tu teclado

En España, ya hay más de 3.600 personas infectadas por el coronavirus. La llegada de esta nueva enfermedad ha puesto el foco, nuevamente, sobre las medidas de limpieza y de seguridad que debemos adoptar en nuestro día a día. Sin embargo, no sólo basta con cambiar nuestra rutina personal, pues muchísimos objetos de nuestro alrededor pueden estar repletos de bacterias y virus que harán que nuestras acciones para desinfectarnos no sirvan de nada. Sobre todo, ahora que la opción de teletrabajar parece haberse disparado.

Entre ellos se encuentra el teclado del ordenador. Limpiarlo cada cierto tiempo te permitirá evitar algún que otro susto para tu salud y, además, mejorará su rendimiento.

¿Cómo? Lo más importante es mantenerlo alejado de productos abrasivos (como, por ejemplo, lejías y detergentes). El resto resulta bastante sencillo.

  • En primer lugar, apaga el teclado y quítale cualquier elemento decorativo que tenga (como fundas, pegatinas, adornos…). A pesar de que estos lo cubran y lo decoren, también pueden acumular suciedad y bacterias bajo ellas. Tampoco de olvides de los conectores o los cargadores, por supuesto.
  • Para que la limpieza sea más efectiva, usa un paño para limpiar las gafas o similar, pues contiene microfibras que te permitirán llegar a todos los sitios y de forma más efectiva. A continuación, humedécelo con agua para evitar cualquier tipo de daño o rasguño. Si aún así la suciedad persiste, usa agua enjabonada tibia.
  • No obstante, mantén siempre una parte del paño seca, pues te ayudará a eliminar el exceso de humedad que persista sobre el teclado Esto es especialmente importante cuando se limpia entre letras. En este caso, te puedes valer de un bastoncillo para los oídos. Lo mismo para los puertos e carga o las clavijas.
  • En algunos casos, se recomienda el uso de una solución de 70% de alcohol isopropílico y 30% de agua, que impedirá el crecimiento de microorganismos. Aunque, en cualquier caso, siempre tendrás que usar del paño y evitar que entre pase al interior.
  • Finalmente, sécalo bien con un trapo y espera unos minutos antes de volver a encender el dispositivo, asegurándote de que todo quedó completamente seco.