¿Cómo funciona un tocadiscos?

Nos limitamos a llevar la aguja al vinilo, sin saber qué ocurre exactamente allí para producir sonido

Así funcionan las agujas de un tocadiscos para reproducir un vinilo
Así funcionan las agujas de un tocadiscos para reproducir un viniloL.R. (nombre del dueño)Archivo

El mimo que se tiene con los vinilos y el fanatismo que existe alrededor de ellos, tiene un motivo: la magia. Así nos lo explica Gabriel Albornoz, manager de la división profesional de Audio Technica, cuando le preguntamos cómo funciona un tocadiscos.

“Básicamente – nos cuenta Albornoz en conversación telefónica – un disco de vinilo es la transcripción mecánica de las ondas sonoras. El sonido son ondas de presión que viajan por el aire. Lo que se hace en el vinilo es transformar esas ondas en los dibujos del surco, una transcripción mecánica de las ondas que viajan por el aire. Así, en los surcos lo que tenemos es literalmente una escultura hecha por una aguja, como si fuese el Cañón de Colorado. Sólo que en cada vinilo el paisaje es único", señala.

Y continúa: "Cuando reproducimos un disco, es el proceso inverso. Tenemos una aguja que sigue el surco, la parte que roza el lado izquierdo (la pared izquierda del Cañón del Colorado) va al canal izquierdo de audio y la parte que roza el lado derecho, va al canal derecho. La aguja transmite la vibración y genera unos microvoltios que se transmiten, a través de cables, a las salidas de audio de preamplificador y de allí ya pasa a un amplificador mayor. Es como grabar un petroglifo, me recuerda a los escribas antiguos, pero en lugar de esculpir letras, se hacen formas físicas del sonido. Y ahí está lo precioso del sonido. Esa magia”.