Las siete apps que tu hijo no debería tener en su móvil ni durante la cuarentena ni nunca

Algunas pueden utilizarse para ocultar información a los progenitores

La mayoría de adolescentes piensa que controla su entorno, lo que les lleva a realizar acciones a la espalda
La mayoría de adolescentes piensa que controla su entorno, lo que les lleva a realizar acciones a la espaldaSigrid OlssonGTRES

Con la extensión de la tecnología en la vida cotidiana, las familias con miembros jóvenes tienen que lidiar con algunas aplicaciones de smartphones cuyo uso conlleva peligros y que no resultan convenientes para los menores dado que pueden utilizarse para ocultar información a los progenitores. Panda Security ha elaborado un listado de siete aplicaciones que, a su juicio, los jóvenes no deberían tener en sus móviles, con el fin de concienciar a los padres del peligro que sus hijos pueden correr con su uso.

La mayoría de adolescentes piensa que controla su entorno, lo que les lleva a realizar acciones a la espalda y en contra de la advertencias de sus padres.

Por ello, estas aplicaciones se caracterizan en su mayoría por ocultar algún aspecto o dato.

  • La app Poof, por ejemplo, engaña al sistema de geolocalización de otros móviles, ya que permite ocultar la ubicación a los padres. Los adolescentes la usan con este fin a pesar de que sus funciones principales son calcular cuánto costaría un trayecto en bici de alquiler o indicar puntos de referencia para quedar con amigos.
  • Vaulty es una aplicación para Android que contribuye a ocultar información, ya que da la posibilidad de proteger fotos y videos con contraseña, con la posibilidad de adicionalmente de la galería. Además, este software realiza una foto a quien erre al escribir la contraseña.
  • Por su parte Hide It Pro es una aplicación para el control del volumen y la ecualización de música, pero si se mantiene pulsado el icono aparece una pantalla secreta. Funciona de forma parecida a Vaulty, ya que permite ocultar vídeos, mensajes y también otras apps.
  • Secret y Yik Yak, aunque ya desaparecidas, se utilizaban para hacer confesiones anónimas, pero su uso acabó desembocando en mensajes racistas y mobbing. En ellas se inspiró la actual Whisper, que sirve para intercambiar mensajes sin riesgo de ser identificado.
  • También está Whisper, un caldo de cultivo de una alta cantidad de noticias falsas. Dentro de la mensajería también aparece Kik Messenger, en la cual no es posible verificar la identidad del remitente y que puede servir a acosadores.
  • Por último, Down es una especie de Tinder que conecta con Facebook para hacer una clasificación de gente con la que ligar. La aplicación se define en su página de descarga en Google Play como “la manera secreta para salir o coger con personas que están cerca”.