‘Click, Click, Click’, el podcast de Tecnología de La Razón

Cada martes, el periodista tecnológico Pedro del Corral aborda temas tan distópicos como reales con los profesionales más punteros del sector

Click, Click, Click es un podcast en el que usamos la tecnología como excusa para hablar del pasado, del presente y del futuro. Cada martes, Pedro del Corral propondrá un debate que mezclará tanto ideas distópicas como hitos históricos. ¿Es posible criogenizarse? ¿Y hablar con muertos? De la mano de los profesionales más punteros, analizaremos estas cuestiones en profundidad, pero siempre desde la perspectiva de quien emplea el móvil para enviar mensajes o de quien utiliza su portátil para trabajar. Sencillo, pero impactante.

1x01 | Hablar con los muertos

Hay personas que están contratando los servicios de empresas que crean chatbots y avatares que contestan, se ríen y bromean tal cual lo haría una persona fallecida. Insertan los mensajes de WhatsApp, los vídeos guardados o los emails almacenados en una red neuronal que cumpliría con estas expectativas. Y, aún más, en algunos casos, hasta podría verse la imagen de esa persona, moviéndose y gesticulando como si existiese de verdad. ¿Es esto posible? ¿Se hace en España? Lo analizamos en Click, Click, Click, el podcast de Tecnología de La Razón.

1x02 | Juana se va a criogenizar, ¿qué tiene que hacer?

Juana ha tomado la decisión de criopreservarse cuando muera. Por el momento, está mirando todas las opciones posibles y nosotros queremos acompañarla en este proceso. Hablamos con expertos en biotecnología, ciencia y derecho para conocer si es posible llevarla a cabo y por cuánto dinero. En cualquier caso, ya es posible elegir entre congelar la cabeza o el cuerpo a la espera de despertar en el futuro. Pero, ¿qué pasaría si, una vez esto ocurra, la persona no quiere seguir viviendo? ¿Tendría derecho a una pensión de alimentos? ¿Cuál sería su status jurídico? ¿Qué pasaría si se criogenizara a un asesino condenado? Las respuestas, en Click, Click, Click.

1x03 | Sexo a distancia

Hoy vivimos una revolución sexual que, aunque no lo creamos, pasa a través de los móviles. La industria de los juguetes eróticos ya está diseñando dispositivos que permitirán a dos personas acostarse aunque una esté en Málaga y la otra en Barcelona, de la misma forma que si estuviesen en la misma cama. Es el caso de iPush, un sistema que pretende que una pareja pueda mantener una relación sexual a distancia gracias a sus smartphones y dos dispositivos diseñados para introducirse en los genitales. Estos cuentan con sensores digitales que recogen los datos de presión, temperatura y humedad del usuario, y los replican en el de su compañero de juego. Sus autores, en Click, Click, Click.