El Gobierno simulará una epidemia de COVID-19 en La Gomera para probar su app de rastreo

La aplicación se quiere instalar en 3.000 teléfonos móviles de los cuales 300 serán de falsos usuarios contagiados

La primera fase del piloto de la aplicación de alerta de contagios por el coronavirus en San Sebastián de La Gomera ha comenzado este lunes. Tras haber sido aprobada el pasado martes por el Consejo de Ministros, el objetivo de Radar COVID es que 3.000 de los 9.000 habitantes de la capital gomera se instalen la aplicación en sus móviles y que luego 300 de ellos sean activados como contagiados con COVID-19 para poder comprobar la utilidad de los rastreos de sus contactos.

Se van a usar a unos 300 emuladores para simular que se produce una pandemia en el 10% de la muestra. El objetivo de esta aplicación, que no tiene geolocalización, es evaluar aspectos técnicos y de experiencia de uso del ciudadano, con el fin de optimizar el diseño de la aplicación y su grado de confianza. Además, servirá para calibrar el algoritmo de la app con el fin de garantizar la veracidad de las notificaciones.

La prueba es un proyecto tecnológico y social basado en la colaboración ciudadana. Funcionará en Android e iOS, y ya ha sido enviada a Google y Apple para que supere sus procesos de validación y se publique en sus respectivas tiendas. La herramienta ha sido puesta en marcha por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, a través de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, y en coordinación con el Servicio Canario de la Salud.

Tres fases, tres oleadas

El proceso se dividirá en tres fases. Arranque, desde este lunes con una campaña de comunicación, sensibilización y formación a escala local; Monitorización, a partir del 6 de julio con simulación de contagios y seguimiento; y Post-piloto, a partir del 20 de julio.

La campaña que comienza hoy alcanzará también a navieras y aerolíneas que operan entre islas para alcanzar a la población de fuera de la isla cuando se ponga en marcha la segunda fase. Además, habrá formación a promotores, tanto presenciales como telefónicos, que se encargarán de captar y asistir en la instalación de la app a quienes lo soliciten.

Del mismo modo, en la primera fase se va a proceder al envío de correos informativos con el procedimiento a los voluntarios iniciales, clave para la segunda fase, en la cual se va a realizar una simulación de contagio con positivos simulados: primero, un positivo inicial; después, tres oleadas seguidas a partir de los días 10, 13 y 17 de julio; y posteriormente un seguimiento diario de los indicadores recabados para seguir la evolución de la prueba y detectar hitos relevantes.

Finalmente, en la fase Post-piloto, se va a analizar cuántos la descargaron, cómo ha funcionado, cuántos positivos se comunicaron, y cuántos usuarios mantuvieron la aplicación activa. Este análisis servirá para la adopción de decisiones futuras sobre el uso de esta herramienta.