¿Te han hackeado el móvil? Mételo en el microondas

Todos sabemos los estragos que puede causar meter un teléfono en este electrodoméstico. Por eso, hay que tener mucho cuidado a la hora de realizar esta prueba

Si crees que tu móvil ha sido hackeado, mételo en el microondas
Si crees que tu móvil ha sido hackeado, mételo en el microondasPixabayArchivo

La posibilidad de que alguien pueda estar espiando tu móvil no es cosa de ciencia ficción. De hecho, resulta bastante sencillo. Por ejemplo, imagina que alguien ha cogido tu teléfono sin que lo sepas y ha activado el desvío de llamadas o, peor aún, te has descargado una app que está interceptando todas las conversaciones que llegan a tu smartphone. Pero, claro, tú no lo sabes. Y sigues haciendo uso de él con total normalidad, intercambiando correos, realizando transferencias bancarias o encargando algún paquete.

Ahora bien, ¿cómo puedes detectarlo rápidamente? Es complicado, aunque existen algunos indicios que pueden facilitar tu tarea: si tu terminal se calienta más de lo habitual, gasta los datos en muy poco tiempo, se ralentiza como nunca o comienza a recibir mensajes de servicios a los que no te has suscrito, es altamente probable que haya sido hackeado. Sin embargo, no lo sabes al 100%. Por lo que aquí es donde entra en juego el microondas.

Sí, todos sabemos los estragos que puede causar meter un teléfono móvil en este electrodoméstico. Por eso, hay que tener mucho cuidado a la hora de realizar esta prueba. Lo más importante es no encenderlo nunca. De lo contrario, no volverás a usar nunca más tu terminal. Teniendo en cuenta esta norma básica, el primer paso es cerrar todas las aplicaciones y activar el modo avión. Una vez hecho esto, introdúcelo y déjalo dentro un cuarto de hora aproximadamente.

¿Por qué esto nos ayudará a saber si nos han hackeado? Sencillo. El microondas actúa como una jaula de Faraday, es decir, bloquea la comunicación de cualquier dispositivo electrónico con el exterior. Esto es algo bastante habitual en nuestro día a día: ¿a que los móviles no suelen funcionar muy bien en el interior de ascensores o en edificios con estructura de rejilla de acero? Pues eso. En este experimento ocurre exactamente lo mismo.

Al principio, hemos dicho que unos de los efectos que nos pueden alertar de este problema es que el terminal se caliente en exceso. Si hemos cerrado las aplicaciones y activado el modo avión, éste no debería emitir ningún tipo de señal que conllevase a esa subida de temperatura. Salvo que haya sido hackeado. En ese caso, intentará transmitir algunas señales que, al estar dentro del electrodoméstico que actúa como una jaula de Faraday, se acumularán y lo calentarán más de lo habitual. De tal modo que si, al sacarlo, su temperatura es más elevada de la habitual, se estará confirmando el peor presagio.