Así puedes evitar dar positivo en un control de alcoholemia gracias a tu móvil

Investigadores de las universidades de Stanford y Pittsburgh descubren con un 92,5% de precisión cuándo una persona supera la cantidad permitida para conducir tan sólo con el teléfono

Cómo evitar dar positivo en un control de alcoholemia gracias a tu móvil
Cómo evitar dar positivo en un control de alcoholemia gracias a tu móvil

¿Alguna vez os habéis preguntado cómo es posible que vuestro móvil sea capaz de identificar en qué posición lo estáis sujetando y, en base a ello, rote la pantalla para que la veas mejor? Pues esto es posible gracias al acelerómetro, un chip compuestos por unos resortes de silicio que oscilan contactando una serie de puntos. Cuando éstos se mueven empujados por la gravedad, pueden discernir en qué dirección o cómo se está moviendo el teléfono en cuestión. He aquí la clave para el siguiente artículo, pues esos datos pueden utilizarse para determinar si una persona se encuentra bajo los efectos del alcohol y ha superado la tasa de alcoholemia permitida para conducir.

Así lo corrobora un estudio elaborado por las universidades de Stanford y Pittsburgh (Estados Unidos): los investigadores recurrieron a 22 voluntarios a quienes proporcionó una dosis de vodka suficiente para producir una cantidad de alcohol aspirado en aire del 0,2% de concentración en sangre. Cabe señalar que en Estados Unidos se usa un sistema distinto, con un límite permitido para conducir de 0,08 por ciento. A continucaión, pidieron a esas personas que caminaran diez pasos en línea recta, que luego dieran media vuelta y recorrieran otros diez pasos. Hecho esto, constataron los datos obtenidos por el acelerómetro de sus dispositivos móviles durante las siguientes siete horas para corroborar su hipótesis.

De esta forma, consiguieron determinar con un 92,5% de precisión cuándo una persona tenía una tasa de alcohol en sangre superior al 0,08%, y por tanto superaba la cantidad permitida para conducir. Los dos datos más determinantes para discernir si una personas ha consumido alcohol a través del móvil y el acelerómetro son la amplitud de la señal y la varianza del eje x, es decir, el balanceo al caminar, según recoge la investigación, publicada este martes en la Revista de Estudios sobre Alcohol y Drogas.

En el 92,5% de las oportunidades, los investigadores pudieron utilizar los cambios en la marcha de una persona, medidos por el acelerómetro en el smartphone, para predecir con precisión cuándo la concentración de alcohol excedía el 0,08 por ciento. “El alcohol, especialmente en niveles superiores al 0,08%, produce cambios psicomotores, que se manifiestan principalmente a través de la alteración del habla y la función motora fina y gruesa. Una medida del desempeño psicomotor que es particularmente sensible al alcohol es la marcha, que requiere la coordinación de múltiples sistemas sensoriales y motores”, se explica en el estudio.

Según las declaraciones de los autores recogidas en New Scientist, estos datos podrían ser utilizados para alertar a las personas de que no están en condiciones de conducir si superan el límite permitido por la ley, ya que el 50% de personas no es consciente de cuándo ha bebido más de la tasa legal.