Así se diseñaron los auriculares más extraños del mercado que todo el mundo quiere probar

¿Cómo fue el proceso de desarrollo de los Galaxy Buds de Samsung?

galaxy buds live
galaxy buds liveSamsungArchivo

No son los habichuelas mágicas, pero tienen truco. Las han llamado fabas, habas, frijoles... cada país le ha puesto un sobrenombre, una consecuencia obvia de romper con el diseño establecido. Se trata de los nuevos Galaxy Buds de Samsung, los cascos con forma de riñón que todos quieren probar.

De acuerdo con Tommy Choi, uno de los diseñadores responsables de su extraña configuración, “a diferencia de los auriculares de tipo canal, que pueden resultar incómodos para algunos cuando se usan durante más horas, los de tipo abierto se colocan fuera, lo que facilita la circulación del aire y ofrece un uso más cómodo.”

Y es que si los auriculares son incómodos, aunque desempeñen su función de forma extraordinaria, nadie querrá utilizarlos. Por ello uno de las primeras dianas de atención, era el confort. “Durante el desarrollo, se desarrollaron 80 prototipos de auriculares para comprobar el tamaño, la forma y las especificaciones del producto”, explica Youngsang Jang, uno de los responsables de diseño.

El objetivo era responder a la forma individual de la oreja: todos tenemos una forma y tamaño únicos (tan diferentes que hasta podría actuar como una huella dactilar) y así encontrar un ajuste que fuera satisfactorio para todos.

La diseñadora Joonha Kim elaboró el proceso de prueba: “Al principio, las personas usaban los auriculares durante un corto período de tiempo y aportaban sus comentarios sobre varios puntos. Sabíamos que no podíamos satisfacer todas las necesidades, pero desarrollamos el diseño para cumplir con el mayor número de personas posible. Después, realizamos pruebas en las que los individuos usaron los auriculares durante un período más largo y los probamos con mucho movimiento para definir con más detalle la forma y conseguir unos auriculares cómodos”.

Galaxy Buds de Samsung FOTO: Samsung Archivo
Galaxy Buds de Samsung FOTO: Samsung Archivo
Galaxy Buds de Samsung FOTO: Samsung Archivo

“Establecer el estándar de comodidad fue la parte más difícil -añade Choi-. Si ocho de cada 10 voluntarios afirmaban que los auriculares eran cómodos, y sólo dos señalaban que no lo eran, trabajamos en calibrar el diseño para que ese 20% se sintiera cómodo sin comprometer la satisfacción del resto. En total los probamos con casi 2.000 personas”.

En total, los diseñadores evaluaron 320 maquetas posibles hasta dar con el perfil que consideraron el más adecuado. El desafío resultó aún mayor ya que también se habían comprometido inicialmente a utilizar un 20% de materiales reciclados, lo que limitaba el catálogo de recursos disponibles.