India prohíbe otro centenar de apps de origen chino, incluyendo PUBG Mobile

El popular juego tenía más de 40 millones de usuarios activos en el país

India se está convirtiendo, al igual que EE.UU, en un auténtico frente de batalla para todo lo que venga de China a nivel tecnológico, a causa de las tensiones geopolíticas entre las dos naciones vecinas.

El país acaba de vetar una nueva hornada de aplicaciones móviles ligadas de alguna manera al territorio mandarín, según se hace eco TechCrunch.

En concreto ha prohibido 118 apps, entre las cuales se incluyen el motor de búsquedas Baidu, la suite de colaboración empresarial We Chat Work, el servicio de almacenamiento en la nube Tencent Weiyun, el servicio de ecommerce Mobile TaoBao, el servicio de hosting de video Youko, el servicio de lectura de tarjetas CamCard, el servicio de pagos Alipay, AppLock, así como algunos juegos populares, como Rise of Kingdoms y el battle royale PUBG Mobile. El listado completo está disponible aquí.

Este último es, con diferencia, la app más popular afectada por la prohibición. Distribuido por el gigante chino Tencent, se estima que PUBG Mobile tenía más de 40 millones de usuarios activos en India, según Sensor Tower, suponiendo más de un cuarto de todas sus instalaciones.

¿Cómo justifica India este veto masivo? Su ministro de TI ha señalado que las apps resultaban “perjudiciales para la soberanía e integridad de la India, su defensa, la seguridad del Estado y el orden público”. El responsable señala que la decisión va a ayudar a “salvaguardar los intereses de decenas de millones de usuarios indios de Internet y móviles. Es un movimiento específico para garantizar la seguridad, protección y soberanía del ciberespacio indio”, insiste.

“El Ministerio de Electrónica y Tecnología de la Información ha recibido muchas quejas de diversas fuentes, incluidos varios informes sobre el uso indebido de algunas aplicaciones móviles disponibles en las plataformas Android e iOS para robar y transmitir subrepticiamente los datos de los usuarios de manera no autorizada a servidores que tienen ubicaciones fuera de la India”, ha justificado el ministerio indio en un comunicado.

Esta medida llega después de que Nueva Delhi vetara 59 apps de origen chino, incluyendo la popular TikTok, que tenía en el país gobernado por Narendra Modi su mayor mercado fuera de las fronteras chinas.