¿Por qué las letras F y J tienen una rayita en el teclado?

Aunque pasan inadvertidas, el origen de estos relieves tiene una razón de peso

Estamos acostumbrados a ellas. Es la verdad. Desde tu primer ordenador, sabes que tanto la letra F como la J tienen debajo una rayita que sobresale del teclado. De siempre. Pero lo más seguro es que nunca te hayas planteado por qué o para qué sirven. Y no, ni son una simple decoración ni sirven como referencia para las personas ciegas.

Antes de explicar su cometido, es importante destacar que el teclado es una herramienta de ofimática y, como tal, está diseñada para que las personas trabajen de la manera más eficiente posible. Así, por ejemplo, las letras QWERTY están ordenadas de esa manera para que las más utilizadas no estén juntas y se distribuya el peso del movimiento entre las dos manos. Lo que ya pone de manifiesto que todo en él está pensado por algún motivo.

En el caso de la F y la J, obedece a una idea que el inventor June E. Botich tuvo en el año 2002. Su función, desde entonces, es ser una guía de referencia para mejorar el proceso de aprendizaje y entrenamiento en la mecanografía. De hecho, así consta en los registros de Free Patents Online. Estos pequeños relieves permiten ubicar las manos en el teclado sin mirarlo. Probablemente, no los uses de esa manera, pero están así dispuestos para permitirte colocar rápidamente tus dedos índices en los sitios apropiados. Conociendo dónde están F y J, podrás encontrar cualquier otra tecla simplemente usando tu memoria muscular.

Pero, ¿por qué estas dos letras en concreto? En primer lugar, porque se encuentran justo en la mitad de teclado. No hay que perder de vista que el éste está pensado para utilizarse con los diez dedos, de tal modo que cuanto mejor colocados estén, mayor será la velocidad de escritura. Y, en segundo lugar, porque coinciden con la posición de los dedos índice que son los que mayor cantidad de movimientos acumulan.

El caso del número 5

Hoy en día, aquellos teclados que poseen además un pad numérico a la derecha, también tienen su propia marca con relieve, ubicada en el número 5 y que cumple el mismo propósito de orientación táctil. Aunque la mayor parte de portátiles ya no cuentan con este despliegue, por lo que ha ido desapareciendo.