Qué es la ‘lista negra’ de los móviles: comprueba si el tuyo está en ella

Es más habitual de lo que parece, aunque la mayoría de los usuarios sólo se enteran cuando ya están en ella

Ahora que Apple ha presentado su iPhone 12, muchos usuarios querrán deshacerse de sus modelos antiguos para comprarse el nuevo. La mayoría de ellos acabarán en páginas de segunda mano por un precio algo inferior por el que le adquirieron. Sin duda, se trata de forma de acceder a modelos para los que no todo el mundo tiene el dinero suficiente. Es cierto que están usados, pero también que el desembolso está equilibrado. A priori, quien los compra, estaría ahorrando una determinada cantidad, pero lo que hay que preguntarse es si esta acción entra algún tipo de riesgo. Y la respuesta es sí.

Si tras comprar el teléfono y poner tu tarjeta SIM en él intentas hacer una llamada telefónica y no lo consigues, sospecha. Es posible que, desgraciadamente, hayas sido víctima de una estafa y que tengas en tu mano un terminal robado o bloqueado a causa de un impago. Pero, ¿cómo lo puedes confirmar? Es sencillo: basta con utilizar el IMEI, un código de 15 cifras que identifica al teléfono móvil en cuestión y que lo hace único. De tal modo que si éste aparece bloqueado, no se puede utilizar el teléfono para llamar ni recibir llamadas.

Además, existen las llamadas listas negras de terminales de segunda mano. Existen y su función es recoger los datos de todos aquellos móviles cuyo IMEI se haya denunciado como robado o extraviado, así como de aquellos dispositivos que tengan un dueño calificado como moroso por una compañía telefónica. De tal modo que, al estar registrado en ellas, cuando un operador telefónico detecte que se está realizando una llamada desde un teléfono bloqueado, no podrás hacer nada.

Esta lista no es única y universal, por lo que no abarca todo, sino que hay teléfonos que no llegan a ella y, en general, los terminales se reparten por distintos listados en todo el mundo. En España, la base de datos más conocida es la de GSMA: todos los operadores del país (Movistar, Orange, Vodafone, Yoigo) comparten la lista de números IMEI, por lo que te dará igual tener un operador u otro si tu teléfono está en el archivo.

Así puedes averiguarlo

Lo primero es insertar la SIM en el teléfono. A continuación, intenta hacer una llamada: si puedes, no tienes el IMEI bloqueado; si comunica y una voz te indica que las llamadas están restringidas, tu teléfono comprado de segunda mano estará registrado en la citada lista negra.

En cualquier caso, si quieres cerciorarte más, puedes consultar el IMEI. Este número aparece grabado bajo la batería del teléfono, la zona de inserción de la tarjeta SIM y en la caja original del smartphone. Además, puedes llegar hasta él marcando el número *#06# en el teclado y pulsar la tecla de llamar. Una vez lo tienes, puedes consultar esta página web e introducir las 15 cifras para que las analice. Aquí te indicará el dispositivo, si el IMEI es válido y otros datos varios sobre el teléfono. Si te salen datos que no corresponden con tu IMEI, el ladrón o moroso antes de venderte el móvil habrá cambiado el código para que no se bloquee.

En el caso de que tu IMEI esté bloqueado puedes intentar ponerte en contacto con tu operadora para ver si hay algún modo de que te lo desbloquee. Por eso, antes de comprar cualquier teléfono de segunda mano, pide al vendedor que te facilite este código de 15 dígitos para comprobar el estado del terminal y ahorrarte disgustos posteriores.