El inolvidable WhatsApp de un restaurante de Segovia a un cliente que les dejó tirados

El mensaje se ha hecho viral en las redes sociales, después de que el dueño del establecimiento le hablase alto y claro a los protagonistas del plantón

El restaurante envió una foto con su mesa vacía al cliente que no se presentó
El restaurante envió una foto con su mesa vacía al cliente que no se presentóFacebookArchivo

No hay duda de que la hostelería es uno de los sectores que más se está viendo perjudicado por la crisis sanitaria del COVID-19. A las restricciones en el aforo impuestas los distintos territorios, hay que sumar el miedo de muchas personas a entrar en bares y restaurantes que no cuenten con terraza. De ahí que cualquier nueva reserva sea considerada una victoria. Cada cliente cuenta. Por eso, resulta una faena para cualquier negocio que se cancelen o que, directamente, el cliente decida no aparecer.

Precisamente, esto último es lo que ha querido denunciar el restaurante El Fogón de los Carpetanos, en Torre Val de San Pedro (Segovia). Hace tres semanas, un cliente que había reservado una mesa para cuatro, finalmente, decidió no presentarse. Hasta aquí lo normal, dentro de lo malo. Lo que ocurrió es que, además, no avisó al establecimiento, que podría haber abierto de nuevo la reserva para otras personas. Tal fue la indignación, que sus dueños decidieron enviar al teléfono de los protagonistas del plantón un mensaje por WhastApp que se ha hecho viral.

El texto dice así: “Esta es la mesa que teníamos reservada para usted. Desgraciadamente así se ha quedado, hemos tenido que decir a clientes que no para reservarle a usted su mesa porque teníamos el comedor completo dadas las medidas por el COVID. Este es un restaurante pequeño donde cualquier reserva que no venga nos hace daño. Espero que hayan comido bien donde hayan estado y espero que la gente como usted un día tenga educación y respeto por las personas que trabajamos para salir adelante de esta crisis”.

El dueño del local ha reconocido a El Día de Segovia que este tipo de situaciones son relativamente habituales con las reservas que reciben a través de la web de El Tenedor. “Sucede algunas veces”, ha explicado. De ahí que algunos hosteleros de la zona consideren que la solución a esta problemática, cada vez más común en tiempos del coronavirus, sea cobrar una cantidad por la reserva, de tal manera que se puedan acabar con estas “reservas engañosas”.