¿Por qué debes cargar tu móvil aunque no lo uses?

Si no lo haces, tu terminal podría dejar de funcionar antes de lo que piensas

¿Por qué debes cargar tu móvil aunque no lo necesites?
¿Por qué debes cargar tu móvil aunque no lo necesites?PixabayArchivo

Suele pasar. Te compras un móvil nuevo y, aunque el anterior ya de poco te pueda valer, decides guardarlo en un cajón por lo que pueda pasar en un futuro. Lo más normal es que lo dejes ahí en el mismo estado en el que se encontraba cuando cambiaste el terminal. El problema es que para que no muera, hay que tomar una precaución básica con su batería. Algo que puede extrapolarse a cualquier dispositivo electrónico que no vayamos a usar durante un tiempo.

Hay que partir de la idea de que las baterías que actualmente albergan los teléfonos son de litio, su vida útil se mide en ciclos y lo normal es que casi todos tengan una media de 500. Es decir, se consideran como tal las cargas completas al 100%, por lo que se entiende que no se agota uno de esos ciclos si la carga se mantiene al 50% o al 80%.

Dicho esto, cuando se apaga un terminal que no se va a utilizar próximamente, éste corre el peligro de no encender nunca más. ¿El motivo? Que si no se enchufa cada cierto tiempo, su batería acabará por perder su capacidad de carga hasta el punto de dejar de funcionar. De hecho, conviene recargarlos al menos dos veces año para garantizar su correcto funcionamiento en un futuro.

Además de cumplir este requisito, tampoco es recomendable dejar su carga a cero. De hecho, para evitar su deterioro, los fabricantes recomiendan siempre mantenerla entre un 20% y un 80%. Este planteamiento se basa en que entre el 0 y el 20%, y entre el 80 y el 100%, las baterías sufren mayor estrés, recortando su vida útil. Así, la recomendación es mantener la batería entre un 20 y un 80%, el rango óptimo para el ion litio.

¿Es malo cargar el móvil toda la noche?

Llega la noche y lo primero que haces, nada más acostarte, es asegurarte de que el teléfono móvil está cargando correctamente. De lo contrario, existe una alta probabilidad de que al día siguiente la batería se agote en muy poco tiempo. Y quien sabe si lo hará durante una reunión de trabajo, justo antes de recibir una llamada importante o, sencillamente, en mitad de una conversación super interesante en un chat de Whatsapp. Por todo ello, para evitar algún que otro susto, este gesto se ha convertido en algo ya rutinario.

Dicho esto, seguramente te has preguntad alguna vez: ¿es malo cargar el móvil toda la noche? De los muchos elementos que componen un dispositivo, la batería es sin lugar a dudas uno de los que más dudas y mitos generan. Y entre todos ellos, esta pregunta es de las más habituales. La respuesta es bien sencilla: no, no es malo cargarlo durante la noche. O dicho en otras palabras, no es malo tenerlo enchufado durante largos periodos de tiempo, independientemente del momento del día. Las baterías actuales son inteligentes y cuando acaban de finalizar su carga, no siguen sobrecargándose. Ahora bien, sí que es recomendable, si es posible, recargarla única y exclusivamente cuando sea necesario.

Entonces, ¿de dónde viene esta creencia? Antiguamente, estos elementos estaban hechos de níquel y padecían del denominado efecto memoria: si se recargaban repetidamente sin agotar toda su energía, perdían capacidades y funcionalidad, lo que dañaba su vida útil. Un problema que fue solucionado con las baterías de polímeros de litio e iones de litio.