Una mujer se burla de los ladrones de su Tesla con este sencillo truco del iPhone

Se lo robaron nada más levantarse y, en pocas horas, lo recuperó ella sola sin ayuda de la Policía

Esta presentadora se burló de los ladrones de su Tesla con este truco del iPhone@annabellebrettTwitter

La historia de Annabelle Brett encaja mejor en un culebrón que en la realidad. Esta presentadora de radio en Canberra (Australia) ha protagonizado uno de esos relatos que prácticamente sólo es posible en las tardes de alguna cadena de la pequeña pantalla. Ella solita ha derrotado a los ladrones de su Tesla Model 3 y lo ha hecho utilizando su iPhone. Sí, parece tan inverosímil como aquel capítulo de Cuéntame cómo pasó en el que Herminia derrota a sus atracadores con una sartén y algo de lejía, pero es totalmente cierto.

Brett compró su coche hace apenas unos años por 70.000 dólares . Es un modelo de alta gama, no hay duda. Por eso, lo vinculó a su iPhone para tenerlo controlado del todo. Este candado inteligente permite a sus dueños abrir las puertas con la aplicación descargada en el móvil. Una mañana, nada más despertarse, su móvil comenzó a enviarle advertencias de que alguien extraño estaba intentando acceder a él. Así que corrió escaleras abajo hasta darse cuenta de que su vehículo ya no estaba en el garaje.

Al parecer, los ladrones habían conseguido acceder a los sistemas de seguridad del mismo y desvincular los dispositivos que estaban conectados a él. Brett, en el momento de la compra, enlazó tres: el de su novio, el de su padre y el suyo propio. Los delincuentes lo consiguieron con los dos primeros, pero con el de la presentadora no pudieron. ¿El motivo? Es imposible desvincular el móvil del dueño de un Tesla.

A continuación, llamó a la Policía y activaron la aplicación de rastreo del iPhone. Gracias a un mapa, pudo seguir la posición del auto en tiempo real. De tal modo que, al ver que los ladrones no llegaban muy lejos, la dueña y un amigo suyo fueron a su captura. Y aquí es donde ella quiso vengarse del todo. “Hice que el coche disminuyera el límite de velocidad, bajando y subiendo las ventanas y tocando la bocina a través de la aplicación”, contó la protagonista al Daily Mail Australia.

¿Qué ocurrió? Que los sujetos, asustados, tomaron la decisión de abandonar el Tesla en mitad de un parque y salir corriendo. Con la mala suerte de que, justo en ese momento, Brett y compañía llegaban al lugar y pudieron tomar fotografías tanto de ellos ellos como del coche en el que huyeron. Además, contaron con todos los vídeos que fueron grabados gracias a la cámara que existe en el interior del vehículo. "La policía me informó que gracias a mis imágenes de la matrícula pudieron atrapar a uno de ellos muy rápidamente y arrestarlo. Estaba debajo de la cama de su madre'', dijo Brett.