¿Es cierto que pueden espiarnos a través de la cámara del móvil sin que nos demos cuenta?

Es una de las preguntas que más dudas generan a los usuarios de un ‘smartphone’, pero la respuesta resulta muy clara

¿Es cierto que pueden espiarnos a través de la cámara del móvil?

El teléfono móvil se ha convertido, lo crean o no, en una extensión más que evidente de nuestro brazo. No hay momento del día (y más ahora con la cuarentena encima) en que estemos completamente separados de ellos. Los utilizamos para casi todo y eso, piénsenlo, también entraña sus peligros. Les pongo un ejemplo: quieres aprender a cocinar comida tailandesa y para ello te descargas una app que, sin mucho esfuerzo, has encontrado en el market correspondiente. La instalas y aceptas todas sus condiciones de uso. Seguro que ni te las lees, pero algunas de estas apps incluyen entre las mismas la posibilidad de acceder a tu cámara. ¿Para qué si tan sólo quieres preparar som tam? Ahí está la trampa.

Por lo tanto, la mala noticia es que sí: es posible que estén espiándote desde la cámara de tu smartphone sin que te des cuenta. Básicamente, cuando autorizamos estos accesos, permitimos que estas apps puedan entrar tanto a la cámara frontal como a la trasera, tomen fotos y vídeos sin permiso, utilizarlos y hacer con ellos lo que quieran. Así es, precisamente, la historia que se recoge en el documental Find my phone, en el que un usuario instaló una app en su terminal y luego dejó que alguien se lo robara. Después de que alguien lo hiciese, el propietario original espiaba cada momento de la vida del ladrón a través de la cámara del teléfono.

La mayor parte de las veces, resulta muy complicado saber si alguien está accediendo a la cámara de tu terminal o no. Sin embargo, existen unos indicios que nos pueden indicar que así se está produciendo. Uno de ellos es que el dispositivo se caliente más de lo normal. Esto significa que está realizando algún tipo de trabajo. Hasta ahí todo normal. Pero si lo tienes encima de la mesa, ¿por qué aumenta su temperatura? Podría ser que alguien lo esté usando desde la distancia. Por ejemplo, a través de la cámara.

También es un signo el hecho de que la batería comience a agotarse mucho más rápido de lo habitual. Aunque no nos fijemos mucho en ese tipo de cosas, seguro que conocemos nuestro móvil y somos conscientes del tiempo que puede durar la batería. Y otro dato relevante que nos debería poner en alerta es, de vez cuando, escuchamos salir algunos sonidos extraños a los que nos estamos habituados.

Esto es lo que hace el fundador de Facebook

De la misma forma que es muy sencillo para los hackers vigilarnos a través de la cámara de nuestros dispositivos, también es muy sencillo ponerle remedio. Actualmente, existen antivirus que solucionan este problema de forma casi plenamente efectiva, pero no son infalibles. Lo que sí no falla y es 100% fiable y eficaz es el mecanismo que usa Mark Zuckerberg.

El día que el CEO celebró con sus seguidores de Facebook los 500 millones de usuarios activos mensuales de Instagram, lo hizo publicando una foto que simulaba una publicación en la aplicación. Pero la foto reveló algo más: su MacBook, que aparecía a su derecha, tenía tapada con cinta adhesiva la webcam y el micrófono.