El tanque esférico que China está copiando a la Unión Soviética

El artefacto del ingeniero ruso Mokrousov pesaba 500 toneladas, medía 10 metros de altura y contaba con ocho ametralladoras giratorias

Así es el tanque esférico que China está copiando a la Unión SoviéticaLost ElkYouTube

Los tanques esféricos siempre constituyeron una de las grandes aspiraciones de la antigua Unión Soviética. Se comenzó a hablar de ellos en torno a 1936 y, desde que se conocieron las intenciones de convertirlos en realidad, atrajo las miradas tanto de combatientes como de civiles. Esa bola que rodaba era bastante similar al prototipo de anfibio que desarrolló Estados Unidos, pero la idea que planteó el ingeniero ruso Mokrousov era mucho más compacto: 500 toneladas, 10 metros de altura, dos cañones antiaéreos y ocho ametralladoras giratorias.

Según sus planteamientos, estaría dividido en tres partes, contaría con espacio para ocho personas y alcanzaría los 90 kilómetros por hora. Algo similar (aunque sin tantas pretensiones) al Kugelpanzer, el tanque esférico alemán que pensaron los nazis como vehículo de exploración. Lo cierto es que el proyecto nunca llegó a fraguarse y quedó en papel mojado. Hasta ahora.

Unos entusiastas chinos han logrado hacerlo realidad, copiando al milímetro el diseño (al menos, exterior) de Mokrousov. Por ejemplo, si bien es cierto que presenta espacio para tres tripulantes y no cuenta con armamento real, también lo es que la copia resulta bastante realista. De hecho, como puede verse en el vídeo, el tanque se desplaza y realiza maniobras con total facilidad. Según los medios locales, para desarrollarlo, se han empleado 30.000 dólares.

En esta revista de la época, puede verse cómo ya se planteaba la posibilidad de desarrollarlosArchivoArchivo