PlayStation 5: analizamos en profundidad la nueva consola de Sony

Destaca con un excelente rendimiento y por promover una nueva forma de experimentar los juegos

PlayStation 5, PS5. SONY 10/11/2020Servicio Ilustrado (Automático) SONY

2020 ha sido un año terroríficamente inusual, pero empezó lleno de buenas noticias para la comunidad de jugadores. No ha transcurrido un año desde que Sony daba a conocer el logotipo oficial de PlayStation 5 y confirmaba que la nueva consola llegaría a finales de este año. Por supuesto, no sabíamos lo que vendría después, pero en lo que respecta a PS5 parece que todo ha salido bien. Precisamente, ese mismo día ya se hacía patente una dirección continuista para el nuevo sistema. Por ejemplo, el logotipo del hardware en sí, no mostraba cambios importantes en comparación con la generación anterior.

Ahora, mientras nos terminamos de acostumbrar a la imponente presencia de la videoconsola, se puede asegurar que PS5 es la continuación del exitoso legado de PS4 en base a un enorme salto de rendimiento. En LA RAZÓN hemos dedicado unas horas (bueno, muchas) a disfrutar de la nueva generación PlayStation y hemos reunido algunas de las características que marcarán una generación que asoma más emocionante e interesante que nunca.

Líneas atrevidas sobre un diseño inusual

No hay forma de comenzar por otro sitio que no sea el principio… y en el primer momento, esa deseada caja cerrada con sus 4,5 Kg ya dejaba claro que dentro nos esperaba algo grande. Y no, esto no es una simple figura retórica. En Europa se comercializan dos modelos de la videoconsola con idéntico rendimiento: una edición con lector de disco Blu-ray Ultra HD y otra más económica totalmente digital. En cualquier caso, PlayStation 5 es imponente tanto en horizontal como en vertical. Su aspecto es atrevido, con líneas y un aire futurista que puede o no agradar, pero el diseño es extremadamente funcional. Con reproductor, sus medidas marcan: 39 cm x 26 cm, además de 10,4 cm de ancho (9,2 cm en la versión sin lector BluRay). Algo es seguro, desapercibida, te garantizo que no pasa. Una novedad interesante en este punto es la anexión obligatoria de la videoconsola a una base de soporte en ambas posiciones, algo que no supone ningún trabajo adicional.

Los primeros minutos paseando por PS5

Una vez finalizada la primera etapa de montaje e instalación, es hora de probar la consola por primera vez. Desde el principio, está claro que en Sony han centrado sus esfuerzos en la “experiencia del usuario”. Todo es muy simple e intuitivo desde el inicio de sesión. Aunque el sistema es extremadamente fluido y rápido se necesitan unos minutos para acostumbrarse a las novedades y entender que, a pesar del nuevo posicionamiento de la información, la miscelánea guarda fuertes semejanzas con la interfaz y el funcionamiento de PS4.

La principal diferencia es la división por pestañas situada en el margen superior izquierdo que segmenta entre “Juegos” y “Contenido Multimedia”. Algo más abajo se sitúan los juegos y aplicaciones identificados por sus correspondientes tarjetas. Con esto, todos los juegos (PS5 y PS4), los accesos a PS Store y PS Plus se acomodan en una sola pantalla. Fruto del rediseño y el SSD, la interfaz del sistema es altamente eficiente y capaz de entregar lo que el usuario demanda de inmediato en pocos pasos. Instalar y desinstalar un juego también es muy sencillo, sin embargo, ahora, el sistema deja claro si se trata de un título de PS4 o PS5. Por cierto, al descargar un juego con dos versiones (PS4 y PS5) en PS Store, puedes seleccionar únicamente la edición que deseas jugar para ahorrar espacio.

En todo caso, los jugadores familiarizados con los sistemas anteriores del fabricante japonés no encontrarán sorpresas extravagantes o herramientas superfluas que nadie ha demandado, pero esto no significa falta de innovación, ni mucho menos. PlayStation 5 se marca como objetivo brindar experiencias de juego a otro nivel solo posibles con un potente hardware que sea capaz de mantener gráficos de vanguardia, acceso inmediato, comodidad e inmersión.

Bienvenidos a próxima generación

PS5 viene equipada con una CPU x86-64-AMD Ryzen Zen 2 con 8 núcleos y 16 hilos, que alcanza una frecuencia variable de hasta 3,5 GHz y soporta un motor gráfico basado en AMD Radeon RDNA 2 con aceleración de trazado de rayos y frecuencia variable, hasta 2,23 GHz (10,3 TFLOPS). La memoria del sistema maneja 16 GB de SDRAM GDDR6 con un ancho de banda de lectura de 5,5 GB/s (sin procesar). En relación al espacio de almacenamiento, tiene 825 GB de espacio SSD, pero de este, tan solo 667 GB aproximadamente están disponibles para uso, puesto que el resto se reserva para el software de sistema.

Entre tantas especificaciones, una de las soluciones más destacadas es el disco duro SSD de alta velocidad que sustituye a los tradicionales HDD, ya que permite tiempos ultrarrápidos y supone la práctica eliminación de las pantallas de carga. Y sí, es real. PlayStation 5 es extremadamente rápida y esto es exactamente lo que necesita esta generación para brillar. Tanto con la interfaz como en los juegos el acceso es muy rápido y tan solo se necesitan unos segundos para comenzar a jugar. Por supuesto, la velocidad no es solo el resultado del SSD. Es la unión de componentes en una arquitectura de hardware optimizada. El funcionamiento del Ryzen Zen 2, 16 GB GDDR6 y otros elementos, en conjunto, proporcionan un rendimiento realmente consistente.

Un mando capaz de generar cantidad de sensaciones

La nueva punta de lanza de la marca PlayStation también estrena controlador: DualSense y su llegada supone un salto muy grande en relación al DualShock de PS4. El mando de control háptico aporta un nuevo nivel de interacción con los juegos, al tiempo que mantiene el diseño tradicional de los controles de la empresa. La intención es aumentar la retroalimentación que permite el controlador a través de vibraciones, sonidos e incluso los propios botones y gatillos. Es capaz de vibrar con mucha más precisión que sus predecesores y es posible incluso sentir la diferencia de un impacto leve a algo pesado que cae y hace temblar toda la mano.

Todo tiene sentido en los primeros minutos. Por ejemplo, permite percibir el terreno al caminar por diferentes tipos de pavimento. En césped, más suave, en áreas fangosas, tus pasos se vuelven pesados, lo que te obliga a actuar con más moderación. Los gatillos también vibran individualmente y ejercen diferentes tipos de presión traduciendo las sensaciones derivadas de las acciones que se están produciendo en pantalla. Tensar la cuerda de un arco y lanzar una flecha ya no es solo apretar el gatillo y ahora te encuentras realmente inmerso en la actividad. Aparte del detalle de que el gatillo de disparo incluso puede bloquearse si en el juego tu arma se rompe, se sobrecalienta o se queda sin munición.

El controlador también incorpora un micrófono que se puede desactivar (con el único botón nuevo que incorpora el mando), sensores de movimiento, una entrada P2 para auriculares y altavoces. La conexión para cargar la batería se realiza mediante un cable USB-C que viene incluido en la consola.

DualSense supone un salto significativo en la forma de jugar, y uno de los tres pilares de PlayStation 5. El nuevo controlador impresiona, sin embargo, los desarrolladores deben estar dispuestos a aprovechar la característica específica. De nada sirve que tan solo unos pocos títulos exclusivos aprovechen todos estos jugosos recursos.

Silencio: objetivo conseguido

PlayStation 5 adopta Wi-Fi 6, soporte para IPv6 y Bluetooth 5.1. Esto, en la práctica, proporciona mejores conexiones tanto a diferentes dispositivos como a Internet, algo que agiliza las descargas de forma descarada, con tiempos realmente cortos en relación a lo que estamos acostumbrados. Y todo en el más absoluto silencio, ya que la consola es extremadamente silenciosa. Esto también se refleja en la bajísima tasa de temperatura que alcanza tras una generosa cantidad de horas continuadas con diferentes juegos, que al final son los más importantes.

Experimentar por primera vez un videojuego con nuevas características (para nosotros ‘Demon’s Souls Remake’) como trazado de rayos, cargas instantáneas, 4K, retroalimentación háptica… e incluso elegir entre dos modos gráficos, uno con un mayor interés por la plasticidad de las imágenes o, bien, priorizando altas velocidades de cuadros por segundo, es un momento realmente revelador y permite vislumbrar generosos años de creatividad, ahora que la potencia, la definición y los tiempos de espera han dejado de ser un problema. Pero PlayStation 5 no se alimenta exclusivamente del futuro, ya que recoge el legado de la octava generación de forma orgánica. Es como si nada se hubiera quedado atrás.

Prácticamente todos los juegos de PS4 se ejecutan a la perfección y las partidas guardadas también se pueden trasladar a los juegos compatibles con versiones anteriores. Usar el sistema de compatibilidad es tan fácil como acceder a PS Store con la cuenta asociada al juego, o insertar el disco, e instalar el juego. Pero en este punto vale la pena pararse a responder algunas dudas: Sí, es posible jugar con la misma cuenta y al mismo tiempo en PS4 y PS5; Sí, soporta juego cruzado (crossplay) en PS5 de un juego de PS4; Los auriculares PS4 funcionan en PS5; DualShock 4 solo funciona en PS5 con juegos de PS4 y DualSense no funciona en PS4.

Una generación de la que espera mucho

La nueva generación que propone PlayStation 5 cumple sobradamente en versatilidad, rapidez, ergonomía, inmersión, diseño y potencia para comenzar a ofrecer juegos mucho más creativos a un rendimiento asombroso. Las soluciones de hardware han logrado alcanzar un punto en el que los desarrolladores no tienen que preocuparse por artimañas técnicas, como esos largos paseos en pantalla para ocultar cargas que nunca terminan, o las limitaciones a la hora de desarrollar vastos y poblados mundos abiertos. Tienen un espacio tremendo y gozan de velocidades increíbles para dar rienda a proyectos inviables hasta el momento. Pero en relación a la propia consola, PS5 recoge lo mejor, (que fue casi todo) de PS4 y le aplica una generosa dosis de potencia y soluciones tecnológicas. PS5 representa una nueva forma de jugar gracias al mando DualSense y a un rendimiento impresionante gracias al SSD, una gama de novedades muy interesantes y un futuro muy, muy prometedor con grandes títulos de producción propia y éxitos de terceros. Y ahora nos volvemos a jugar.