Cibercentinelas contra Lukashenko para defender Bielorrusia

Su objetivo está muy claro: liberar a un pueblo en estado de agitación desde las elecciones presidenciales de este 2020

Cibercentinelas contra Lukashenko para defender Bielorrusia
Cibercentinelas contra Lukashenko para defender BielorrusiaSTREFE

Cyber Partisans es un grupo de hacktivismo que está liderando la batalla virtual contra los poderes de Bielorrusia. Su objetivo está muy claro: liberar a un pueblo en estado de agitación desde las elecciones presidenciales de este 2020. En ellas, Alexander Lukashenko buscó su sexto mandato consecutivo desde que asumió el cargo por primera vez hacer 26 años. Sin embargo, el 80,23% de los votos que le alzó de nuevo al poder el pasado 9 de agosto lanzó a la calle a los ciudadanos, que tacharon el proceso de fraudulento.

Rápidamente, los ciudadanos tomaron Minsk, bloqueando carreteras y persiguiendo furgones policiales. A lo que las autoridades respondieron con cañones de agua y material antidisturbio. El 2 de septiembre, comenzaron los ataques informáticos. El primer objetivo de Cyber Partisans fue la web del Ejecutivo, donde desfiguraron su estructura con una imagen de una bandera blanca, roja y blanca, la utilizada por la República Popular de Bielorrusia de 1918 a 1919.

Al día siguiente, la organización atacó la web del Ministerio del Interior del país, donde publicaron un nuevo presunto delincuente a la sección Se busca: Lukashenko. “Está acusado de crímenes de guerra contra el pueblo bielorruso y usurpación del poder en la República de Bielorrusia”, escribieron sobre él. Al poco tiempo, el sitio dejó de funcionar. Hasta el 1 de octubre, los hacktivistas lanzaron 15 ataques contra los recursos estatales de Bielorrusia. Inicialmente, los alteraron el contenido del sitio para promover la conciencia pública, pero luego decidieron manipular los recursos de recaudación de impuestos, las licitaciones y otras infraestructuras de la web del Gobierno.

¿El siguiente paso? Lo tiene claro: lograr que el presidente renuncie a su cargo. “Estamos con la gente”, sentenciaron en una entrevista con el portal BeInCrypt o. Para ello, ya están preparando una nueva tanda de ataques, aunque ahora es Lukashenko quien ha movido ficha: dimitirá en cuanto el país apruebe una nueva Carta Magna. “No estoy elaborando ninguna Constitución a mi medida”, anunció. “Cuando se haga, dimitiré. Así que tranquilidad”.

¿Cómo actúan?

  • Destrucción de páginas web. El objetivo es boicotear webs y para ello se dedican a difundir información falsa, provocar caídas del sistema o alterar los códigos fuente.
  • Web Sit-ins. Muy sencillo, lo que pretenden con esta acción es saturar de tráfico al sitio para colapsarlo y así volverlo inaccesible a los usuarios.
  • Bombardeo de correos electrónicos. A los hacktivistas les gusta mucho enviar mensajes con archivos muy grandes adjuntos para aletargar a sus blancos.
  • Espejeo de sitios. Se trata de una herramienta que copia el contenido de una página censurada y lo publica en otro dominio público para hacerlo visible.
  • Geobombardeo. Esta técnica permite añadir un geotag a los usuarios que suben sus vídeos a la red, lo que permite conocer la locación del contenido tras acceder a Google Maps.
  • Doxing. Consiste en sustraer información privada sobre algún individuo, aunque se utiliza más para referirse a la exposición embarazosa de información acerca de organizaciones.