Galaxy Buds Pro: ¿merecen la pena?

La nueva apuesta de Samsung destaca por su sonido profesional e inteligente

Galaxy Buds Pro: ¿merecen la pena?
Galaxy Buds Pro: ¿merecen la pena?Samsung

Ya desde lo visual, la experiencia de los nuevos auriculares inalámbricos de Samsung es distinta. Sí, su diseño es algo similar a los Buds Live, pero ahí terminan la solicitud. Y por varias razones. En el exterior cuentan con tres micrófonos que son los responsables de desencadenar la cancelación de ruido activa (ANC, por sus siglas en inglés). Captan el sonido y reaccionan al viento, el tráfico y a otras voces para eliminar hasta el 99% del ruido externo.

A esto le han incorporado un sistema de inteligencia artificial que también identifica nuestra voz y detecta si estamos hablando con otra persona para detener el audio hasta que dejemos el diálogo y entonces se reanuda automáticamente. Esta cancelación de ruido es también personalizable, por lo que podemos decidir cuánto y cuándo ruido queremos que cancele.

Todo esto es posible, en gran parte gracias a la tecnología Wind Shield Sound: los micrófonos “crean un cono de sonido” que filtra los ruidos del exterior y hacen que las llamadas sean mucho más nítidas, aunque estemos en el exterior.

En lo que a audio exclusivo se refiere, los Galaxy Buds Pro incorporan algo casi nunca visto: dos altavoces en un espacio tan reducido como auriculares in ear: un woofer de 11 milímetros (responsable de las frecuencias medias y graves) y un tweeter de 6,5 milímetros (que reproducirá las frecuencias más altas). Otra función interesante es la de Auto Switch: los Galaxy Buds Pro cambian automáticamente dependiendo de qué dispositivo estemos usando. Si estamos escuchando una película en la tableta y nos llaman al teléfono, cambia a este último para recibir la llamada. O al menos para alertarnos. Con el estuche, los Samsung Galaxy Buds Pro tienen un rendimiento de hasta 18 horas continuas de música.

Los Samsung Galaxy Buds Pro, disponibles en plata, negro y lila, ya están disponibles por 239 euros.