Los cuatro números que debes marcar para saber si están hackeando tu móvil

Alguien podría estar accediendo a tu información personal sin que te des cuenta

Thumbnail

Atento a los siguientes cambios: si tu móvil se calienta más de lo habitual, se ralentiza como nunca o comienza a recibir mensajes de servicios a los que no te has suscrito, es probable que haya sido hackeado. Este tipo de malware, por normal general, se ejecuta en segundo plano y de forma constante, lo que hace que el procesador funcione a máxima velocidad y se genere un sobrecalentamiento. Además, el rendimiento del móvil se reduce y la batería se consume antes de lo habitual.

Estos indicadores sirven para alertar de que algo no va bien en el terminal, sobre todo, si antes esto no ocurría. Otros indicadores pasan por la recepción de mensajes sospechosos de servicios que no conoce, que tus contactos reciban mensajes extraños tuyos sin que lo sepas o que aparezcan anuncios y contenidos desplegables constantemente. ç

En cualquier caso, para constatar si nuestros móviles Android están siendo intervenidos, podemos introducir estos cuatro códigos que nos permitirán conocer si alguien ha accedido a él sin nuestro permiso.

  • ##002#: este código sirve para desactivar el desvío de llamadas que los ciberdelincuentes pueden activar gracias a estafas cibernéticas. Si lo usamos, también desactivaremos cualquier reedirección de nuestro terminal.
  • *#62#: en el caso de que lleves un tiempo sin recibir llamadas, se probable que tu teléfono esté fuera adee servicio. Con este número podrás comprobar si las llamadas se están redirigiendo y hacia dónde lo están haciendo.
  • *#21#: es muy parecido al segundo, ya que nos indicará si las llamadas, mensajes y datos están siendo desviados a otros terminales. Pero, a diferencia del anterior, muestra una pantalla en la que aparecen todos los datos sobre servicios desviados.
  • *#06#: este código resulta de especial importancia, pues nos proporciona el IMEI de nuestro smartphone. Con él, las operadoras pueden identificar desde qué terminal se realiza una comunicación y, en caso de pérdida o robo, bloquearlo