Una nueva bestia: así será el iPhone 13
Una nueva bestia: así será el iPhone 13APPLE INCvia REUTERS

iPhone 13: así será la nueva bestia de Apple

Aún faltan siete meses para que los de Cupertino presenten su nueva apuesta, pero las filtraciones ya han comenzado a aparecer: la cámara, la pantalla y la memoria, en el foco

Las tradiciones están para romperlas, no hay duda. Sin embargo, en Apple suelen tomárselas como un medio para ganar nuevos adeptos. A los de Cupertino les gusta sorprender a sus seguidores cada equis tiempo, pero especialmente les encanta crear expectativas. Y, para conseguirlo, ¿qué hacen? Callarse. No sueltan prenda de sus próximos movimientos ni de sus futuros lanzamientos, por lo que todo lo que llega a nuestros oídos son filtraciones que poco o nada se han contrastado. Aunque ahí está la gracia: si por algo la marca de Steve Jobs se ha convertido en dueña y señora del mercado es por su capacidad para que todos hablen de ella sin haber hecho absolutamente nada inédito. Eso es lo que hoy está ocurriendo, por ejemplo, con el iPhone 13. Ya es uno de los dispositivos más comentados de 2021 y aún no se conoce ningún dato oficial sobre él.

Tan sólo han pasado tres meses desde la salida de su predecesor y, a pesar de que pueda parecer un periodo demasiado corto, ya hay quienes han pasado página y están a la espera del siguiente modelo. Sobre él, la primera pregunta que hay que plantearse es cuándo llegará. A falta de una fecha concreta, todo apunta a que será exhibido en septiembre de 2021, tal y como ha pasado con las últimas siete generaciones. A excepción, claro está, de la más reciente como consecuencia del COVID-19. La pandemia trastocó los planes de la compañía, obligándola a llevar a octubre la presentación del iPhone 12. De hecho, hubo que esperar hasta noviembre para que toda la gama estuviese en el mercado, ya que los 12 mini y los 12 Pro Max no estuvieron a la venta hasta el 13 de noviembre. No sólo la entrada a fábrica sufrió retrasos, sino también las etapas del desarrollo que estaban planeadas para marzo y abril, los meses en los que el coronavirus comenzó su expansión desde China.

Si bien es verdad que estos son los planes iniciales del gigante tecnológico, hay que tener presente los posibles inconvenientes que puedan surgir. Según han desvelado diferentes analistas, la idea es producirlos a principios de verano y saltar a las tiendas a finales del mismo. Todo si el virus no vuelve a frenar sus intenciones y si los proveedores cumplen con los plazos de entrega. Esto suele constituir uno de sus principales quebraderos de cabeza, por lo que no podemos descartar algún que otro susto de última hora. Que luego puedan solventarse a tiempo ya será otra historia.

A continuación, la segunda cuestión que deberíamos hacernos es qué novedades traerá. En este punto, existen muchas teorías al respecto. Y, conforme pasan los días, aún más. Podríamos decir, incluso, que no hay elemento que no sea susceptible de un cierto runrún. Ninguno está a salvo de las habladurías, aunque algunas finalmente se acerquen bastante a la realidad. Sin duda, uno de los más debatidos es el zoom. Constituye el terreno de batalla para las grandes firmas, pues aquí es donde van a poder sacar pecho. De esta forma, mientras que unas han desarrollado modos específicos para fotografiar la Luna, otras han creado sistemas de astrografía. Y así tantas opciones como posibilidades de ganar clientes existen. A pesar de ello, los creadores de Apple no están demasiados preocupados por él. Lo que no quiere decir que no esté desarrollándolo con el objetivo de plantar cara a las más punteras. Así lo revela la nueva licencia que han presentado en la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos. Tal y como se desprende de ella, ya están diseñando un nuevo aparato óptico formado por prismas y espejos plegados que incluye lentes de hasta cinco elementos con poder retroactivo. Esta novedad traerá una distancia focal equivalente a 35mm dentro de un rango de 85mm a 160 mm y, además, albergará una capacidad de zoom de 5x o 6x.

¿Estará en el iPhone 13? Aún es difícil saberlo. Lo que está claro es que llegará a las siguientes generaciones tarde o temprano. Algo similar ocurre con el Touch ID. Los primeros rumores sobre el sistema de identificación mediante huella señalaron que el nuevo teléfono lo recuperaría y se despediría del Face ID. Ahora, los últimos comentarios sostienen a que convivirán. Así lo recoge un informe de The Wall Street Journal, en el que se asegura que esta función se incorporará directamente en la pantalla y no en el extinto botón de Inicio. ¿Por qué esté vaivén de opiniones? Sencillo: tras un 2020 en el que la mascarilla se ha convertido en un elemento omnipresente, la identificación proporcionada por Face ID ha demostrado no adaptarse tan bien a las circunstancias como lo hacen los sensores de piel. Y aunque esperamos que, en algún momento, las FFP2 y FFP3 dejarán de ser tan necesarias, a corto y medio plazo parece que todavía las vamos a necesitar. De ahí que Apple haya optado por recuperar este sistema, pues garantiza tanto la comodidad como la salud de sus usuarios.

Cámara, pantalla, memoria…

¿Se imaginan un móvil con un terabyte de memoria o con WiFi 6E? Esa es la pretensión del nuevo dispositivo. En cuanto a la capacidad, hay que reconocer que el equipo de Jobs ha sentado cátedra a lo largo de los años. Actualmente, los iPhone 12 van de los 128GB a los 512GB, pasando por los 256GB. Cantidades más que suficientes, pero todo parece indicar que las nuevas apuestas doblarán dichas cifras hasta 1TB. Eso sí, no está confirmado que éstas formen parte de la gama por defecto o si, por el contrario, se tratará de una edición muy concreta que se venderá de forma limitada. En relación a la conectividad, todo apunta a que serán compatibles con redes de 6GHz, lo que se traducirá en una mayor velocidad de transferencia y rendimiento, así como una menor latencia. Para ello, incorporarán un módem 5G compatible con este progreso.

Los cuchicheos también sugieren que la nueva cámara será aún más puntera si cabe, modernizando la configuración de lente de cinco elementos f / 2.4 a una lente de seis elementos con enfoque automático. El analista Ming-Chi Kuo sugiere que este objetivo ultra ancho será estándar en toda la línea de iPhone 13. En ese mismo sentido, se ha pronunciado el experto EverythingApplePro, quien subraya el papel que adoptará la pantalla. Serán de tecnología LTPS (silicio policristalino a baja temperatura), que presume de un mejor rendimiento y que contará con modelos de 60Hz para las versiones 13 y 13 Mini, y de 120 para las Pro y Pro Max. Dicho esto, en todo momento hemos venido asegurando que el nuevo terminal se llamará iPhone 13, ¿será así? Se desconoce por ahora. Hay quien sostiene fervientemente que no, pues se trata de un número relacionado con la mala suerte. De hecho, no sería la primera vez que los de Cupertino prefieren poner un nombre alternativo. ¿Estamos, entonces, ante el primer iPhone 2021 a secas?