¿Es necesario desconectar el pendrive antes de quitarlo o no?

Siempre han dicho que no cumplir con esta regla puede poner en peligro la documentación contenida en su interior. Pero, ¿es así?

¿Es realmente necesario expulsar el pendrive antes de quitarlo del ordenador?
¿Es realmente necesario expulsar el pendrive antes de quitarlo del ordenador? FOTO: Archivo

La situación es más común de lo que se piensan: llegas tarde al trabajo y el ordenador aún esta cerrando sus editores de texto. Tienes que salir ya, pero aún te queda guardar el documento en el pendrive. El tiempo sigue pasando y el ordenador continúa pensado. Por fin está. Así que arrancas de cuajo el mini disco externo y corres. Esta sencilla acción ha estado rodeada de dudas desde que se empezó a comercializar este gadget: ¿hasta qué punto resulta necesario expulsar la memoria USB de forma segura antes de desconectarla del equipo? Siempre han dicho que no cumplir con esta regla puede poner en peligro la documentación contenida en su interior. Pero, ¿realmente es así?

Expertos de MIT y de la Universidad Carnegie Mellon apuntaron en 2016 al medio especializado Popular Science que ya no es necesario completar el proceso de expulsión de las memorias USB siempre y cuando se esperen unos pocos segundos desde el momento en el que se copian los archivos. “He estado sacando memorias USB desde los últimos cinco años y no he tenido ningún problema”, aseguraba entonces Frank Wang, doctor en ciencias de la computación en el MIT. “De acuerdo, eso es anecdótico, pero hay que pensar en que la gran mayoría de las veces que no pasaría nada malo”.

Frente a esta opinión, fabricantes como SanDisk mantienen desde su política de uso que es recomendable seguir el protocolo oficial. “Se trate de una unidad USB, una unidad externa o una tarjeta SD, siempre recomendamos expulsar el dispositivo de forma segura antes de sacarlo de su ordenador”, subrayan. “No expulsar la unidad de forma segura puede dañar los datos debido a procesos que ocurren en el interior del sistema y que el usuario no puede ver”.

El motivo de esta advertencia se basa en que los sistemas operativos utilizan procesos de escritura llamados caché para realizar la acción más rápidamente. Por lo que, si se extrae la memoria en el momento que se están grabando este datos, se corre el riesgo de perder información valiosa y, por tanto, no poder recuperar ninguno de los archivos afectados.

Conclusión

Hay que tener en cuenta que, aunque la unidad no esté funcionando (copiando y escribiendo archivos), podría perderse toda la información almacenada. Es por ello que, a pesar de que el riesgo sea pequeño, lo más recomendable es cumplir con el protocolo de seguridad. Así se puede evitar algún que otro susto al llegar al trabajo. Para ello, lMac y Linux cuentan con un botón específico para este fin, pero en Windows esta función no siempre es fácil de localizar. Normalmente, haciendo clic en el icono “Quitar hardware de forma segura” en la bandeja del sistema, se despliega una lista con los dispositivos conectados que podemos desactivar. Cumplir con este simple paso es la única forma de asegurarse de que nuestros datos están a salvo.