¿Por qué este McDonald’s ha tenido que cambiar el color de su logo?

Esta sencilla alteración ha convertido a este restaurante en uno de los más buscados de la red y en un punto de interés turístico

¿Por qué este McDonald’s ha tenido que cambiar el color de su logo?
¿Por qué este McDonald’s ha tenido que cambiar el color de su logo? FOTO: Lola Tjendraputra Facebook

Han pasado 81 años desde que McDonald’s abrieses su primer restaurante en California (Estados Unidos). Desde entonces, más de 38.000 restaurantes han abierto sus puertas en 120 países. Sus 1,5 millones de trabajadores sirven sus conocidos Big Mac y compañía a diario a casi 70 de millones de personas. Y, claro, con estos números resulta muy complicado encontrar a alguien que no conozca a una de las marcas más famosos del mundo. O, incluso, que haya probado sus hamburguesas.

La gran hazaña de este gigante de la alimentación es haber conseguido convertirse en una referencia: entre en el establecimiento que entre, el usuario siempre sabe lo que se va a encontrar. Por eso, llama tanto la atención el cambio que ha tenido que realizar la compañía en sus instalaciones de Sedona, en Arizona (Estados Unidos).

Ha cambiado el característico amarillo de su logo por un azul aguamarina que casa la perfección con el paisaje. Esta sencilla alteración ha convertido a este restaurante en uno de los más buscados de la red y en un punto de interés turístico.

Dicha decisión se ha tomado en base a las actuales leyes de la localidad, que prohíben que los edificios alteren el paisaje. En este caso, es tradición priorizar el entorno natural sobre las construcciones. De ahí que, cuando llegó la propuesta de apertura, las autoridades exigiesen el cambio de color para que el amarillo no entrase en conflicto con el rojizo de sus rocas o el verde sus pinos.