Los auriculares inalámbricos Sony WF-1000XM4, un punto y aparte en el mundo del sonido

Además de por la calidad, destacan por su autonomía: con una carga completa tenemos hasta 8 horas y además almacena otras 16 horas adicionales en el estuche de carga

Auriculares, en blanco y negro, y la caja cargador
Auriculares, en blanco y negro, y la caja cargadorLa Razón (Custom Credit)

En un mundo en el que la calidad del sonido se ha convertido no ya en un lujo, sino en una exigencia, y en la que la oferta ha crecido en una manera significativa en los últimos años, llegan al mercado los nuevos auriculares inalámbricos de Sony, los WF-1000XM4, llamados a ser un punto y aparte en un sector en el que los usuarios no admiten medias tintas.

Pese a su pequeño tamaño, la calidad del sonido es espectacular FOTO: La Razón (Custom Credit)

Avalados por la experiencia y la calidad que Sony aporta a todos sus productos, este modelo incorpora la tecnología Noise Cancelling digital mejorada gracias al procesador integrado V1 y sus flexibles y suaves almohadillas, que no solo se adaptan a todo tipo de orejas, sino que además contribuyen a aislar aún más los ruidos.

Además de los auriculares, la caja contiene el cargador, el cable para la carga y distintas almohadillas FOTO: La Razón (Custom Credit)

Es de destacar su ergonomía, algo que muchas veces pasamos por alto pero que es fundamental a la hora del uso que demos a los auriculares, sobre todo si pasamos muchas horas con ellos puestos, salimos a correr... En este sentido, los auriculares son producto de años de estudio combinando una forma que se ajusta a la cavidad de la oreja con un diseño ergonómico de la superficie para conseguir un ajuste más estable.

Imagen de los auriculares FOTO: La Razón (Custom Credit)

Y es que el producto ya llama la atención desde el mismo momento que los abrimos. Destaca su presentación, el estuche en el que vienen presentados y que además es el cargador e, incluso, la propia app gratuita de Sony, Headphones Connect, que nos permitirá, tengamos el móvil que tengamos, configurar los auriculares y adaptar sus características y el sonido a nuestros gustos y sensibilidades. Además podemos ajustar el volumen del sonido de fondo y te da la opción de escuchar solo las voces. Mientras tanto, el ecualizador permite personalizar los niveles de sonido para ajustarlos a tu música.

Además, para pausar la música, solo hay que quitarse los auriculares y parará, un sensor de proximidad sabrá cuando llevas puesto uno o los dos auriculares. Vuelve a ponerte los auriculares y la música se reanudará.

Además, los WF-1000XM4 admiten audio de alta resolución gracias a LDAC, la tecnología de codificación de audio de Sony que es capaz de transmitir aproximadamente tres veces más datos que el audio convencional Bluetooth.

Así, el dispositivo ofrece un sonido dinámico y una rica gama de graves a pesar de su pequeño tamaño, así como una reducción de distorsión a través del procesador V1.

Aparte de para escuchar música, evidentemente los auriculares responden cada vez más a los cambios de hábitos laborales y personales, que pasan por un cada vez mayor número de llamadas telefónicas atendidas desde el móvil y al aumento del teletrabajo. Pocas sensaciones hay más desagradables que estar en una videoconferencia y que la calidad del sonido no sea buena, haya interferencias o escuchemos un molesto ruido de fondo.

Pensados para obtener el mejor sonido y la mejor recepción FOTO: La Razón (Custom Credit)

En este sentido, los WF-1000XM4 incorporan la tecnología Speak-to-Chat, capaz de detectar si el usuario está hablando para interrumpir el sonido, y tecnología Precise Voice Pickup, que combinada con sus micrófonos y con un sensor de conducción ósea, recogen de forma clara y precisa la voz, independientemente de dónde se encuentre.

Así, en cuanto hables con alguien, Speak-to-Chat pausará la música automáticamente y dejará entrar el sonido ambiente para que puedas tener una conversación, incluso si estás caminando por la calle, cocinando en casa o realizando cualquier otra tarea que te mantenga las manos ocupadas.

Por si fuera poco, cuentan con control táctil intuitivo para poder gestionar fácilmente la reproducción y poder activar los modos Noise Cancellation, Ambient Sound, Quick Attention o simplemente saltar, pausar o reproducir canciones o vídeos.

Además, el modo Adaptive Sound Control es capaz de ajustar el sonido ambiente, incluso bajo la lluvia, gracias a su resistencia al agua de IPX4.

Otra de las ventajas de los auriculares de su Sony es su autonomía. Con una carga completa puedes disfrutar de hasta 8 horas y además almacena otras 16 horas adicionales en el estuche de carga; eso se traduce en 24 horas de uso cada vez que sales de casa; con solo 5 minutos de carga, tendrás 60 minutos de reproducción; gracias a la tecnología Qi, puedes cargar los auriculares de manera inalámbrica

Los WF-1000XM4 están disponibles en negro y blanco, con un precio aproximado de 280€.

Por todo ello, y aunque la oferta en este tipo de dispositivos es cada vez mayor y el cliente cada vez más exigente, los auriculares de Sony están a años luz de otros modelos e incluso dentro de la gama en la que se mueves sus prestaciones y calidad los convierten en una referencia difícil de batir.