Los nuevos JBL Quantum 350, para jugar en serio

Estos nuevos cascos, específicos para gaming, prometen revolucionar el sonido wireless

Estos auriculares están diseñados especialmente para gamers
Estos auriculares están diseñados especialmente para gamersLa Razón (Custom Credit)

Unos 90 años atrás el cine comenzaba su ascenso como industria. La llegada del sonido y el color elevarían su interés como modo de entretenimiento. En 1933, el jefe del departamento de sonido de Metro-Goldwyn-Mayer (MGM), Douglas Shearer, no estaba conforme con los altavoces de Western Electric y RCA que se usaban en los estudios y decidió desarrollar los suyos propios. Y para ello se unió con la compañía Lansing Manufacturing, que había sido creada por James Bullough Lansing ( de aquí viene JBL). Los altavoces tuvieron un éxito enorme, recibieron contratos de otros estudios y en 1936 recibió el Premio de la Academia Científica y Técnica de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas por su diseño. El resto es historia.

Auricular JBL FOTO: La Razón (Custom Credit)

Al igual que lo que sucederá a partir de ahora. En los últimos años la industria del videojuego ha comenzado a superar a la del cine en cuanto a dinero. Mientras el cine llega a los 100 mil millones de euros, el videojuego casi duplica esa cifra: 180 mil millones en un año. Y aquí es cuando reaparece JBL con su último dispositivo concebido para la industria del videojuego, los JBL Quantum 350. La calidad de sonido de estos cascos inalámbricos y supraaurales responde a la calidad de sonido que se espera de JBL. Cuenta con controladores (responsables de “producir” el sonido) de 40 mm (un tamaño más que interesante), un micrófono de brazo desmontable con enfoque de voz y el software de JBL QuantumENGINE para una personalización completa. Gracias a él es posible crear perfiles personalizados y de diferentes usuarios según el juego, incluso permite modificar el micrófono. Todas estas características hacen que desde los sonidos más sutiles, como los pasos de un adversario, a las explosiones, todo se escuche con notable precisión.

Pero lo que hace de los JBL Quantum 350 diferentes es que son inalámbricos. Y no solo es porque cuentan con una batería de de 22 horas, carga rápida (5 minutos proporcionan 1 hora de reproducción) o con el sistema Power & Play, con el que se pueden cargar mientras se juega. Lo que hace diferente (y aquí es cuando vuelve el espíritu de la revolución del audio en la historia del cine) es que la tecnología inalámbrica que utilizan es de 2.4GHz. El audio de 2.4 GHz es notablemente mejor en comparación con el audio inalámbrico Bluetooth, lo que reduce la latencia, algo que en videojuegos es fundamental. Al mismo tiempo tienen la ventaja de son plug-and-play, basta conectarlos para poder jugar con ellos, sin necesidad de configuraciones previas. Sin embargo, la verdadera ventaja es una mejor calidad de sonido. Los conjuntos de chips inalámbricos de 2.4GHz cuentan con una experiencia de largo alcance y sin demoras. Si a eso le sumamos el peso de los cascos, perfecto para llevar durante horas, y las almohadillas de espuma con memoria, la experiencia está garantizada.

Los JBL Quantum 350 Wireless estarán disponibles este mes por 119 euros