Cómo mejorar la velocidad del WiFi de casa reiniciando el router

Así puedes mejorar el alcance de la red de tu hogar con un sencillo truco

Una persona frente a su ordenador durante el confinamiento
Una persona frente a su ordenador durante el confinamiento FOTO: Europa Press

La mayoría de hogares en España cuentan con Internet. En el año 2019, más del 90% de las casas de nuestro país tenía contratada una red para poder conectarse. Tras años de implementación en el mundo, este sistema se ha convertido en imprescindible.

La era de los algoritmos y los hackers ha llegado para quedarse e imaginar un mundo sin ellos sería impensable. Por este mismo motivo, nos escandalizamos cuando servicios tan utilizados como Whatsapp o Instagram se “caen” provocando el caos alrededor del mundo.

Bajo esta premisa, aparece un aparato que se ha convertido en indispensable en nuestro hogar, el router Wifi. Este utensilio tiene, actualmente, la misma importancia que la nevera o la lavadora siendo un elemento capaz de provocar la alegría y el terror a partes iguales.

La felicidad que el router lleva a casa se basa en las posibilidades que este ofrece cuando nuestros dispositivos se conectan a el y vemos, por ejemplo nuestra película favorita. Pero a la vez, nos entra un ataque de pánico si este decide, como ocurre en ocasiones, dejar de funcionar y quedarnos sin conexión.

Mejorar la velocidad

Cuando esto sucede tratamos de solucionarlo a toda costa. Un hogar sin internet hoy en día provoca los peores temores imaginables para aquellos que viven bajo el alcance de sus routers, por eso recurrimos a cualquier solución.

Pero no hace falta llegar a quedarse sin conexión para que nos enfademos con internet. Una conexión lenta también provoca el descontento y la búsqueda de soluciones para encontrar una solución como la que se ofrece a continuación:

  • Presionar el botón de apagado/encendido hasta que las luces del router se apaguen
  • Esperar unos 30 segundos y, además, según algunos expertos es más eficiente si se mantiene pulsado este durante 10 segundos. Esta acción puede ayudar debido a que la reserva de energía se acabe y no llegue a los componentes internos.
  • Por último, debemos volver a pulsar el botón de nuevo para encenderlo y esperar hasta que esté completamente cargado, lo que puede tardar unos 2 minutos.

Tras este proceso, muchos de los problemas que pueda tener el router se podrían solucionar. Un ejemplo que algunos expertos ponen es el de liberar conexiones IP que ya no se usan y así mejorar la velocidad de la red.

Además, existen otros trucos que pueden ayudar a esto. El más efectivo es cambiar la contraseña de nuestro router. Así, conseguimos liberar posibles intrusos que no deseamos y evitar problemas mayores que puedan repercutir en el funcionamiento.