Finlandia ya cuenta con la primera batería de arena comercial que almacena calor durante meses

Es una estructura de siete metros de altura que contiene 100 toneladas de arena a 500 grados de temperatura

La primera batería de arena comercial instalada en Kankaanpää, Finlandia.
La primera batería de arena comercial instalada en Kankaanpää, Finlandia. FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Polar Night Energy.

La localidad finlandesa de Kankaanpää se ha convertido en la primera del mundo en contar con una batería de arena completamente operativa, según ha informado la BBC. La primera instalación comercial de un sistema de este tipo es obra de un grupo de ingenieros que formó la empresa Polar Night Energy para dar forma a su idea que aprovecha la arena como medio para almacenar electricidad en forma de calor.

Polar Night Energy pretende solucionar con las baterías de arena uno de los principales problemas de las energías renovables, su intermitencia. Es decir, cuando no se está generando energía porque no hay suficiente viento o sol. “Cuando se produce un gran incremento de electricidad verde, lo que buscamos es almacenarla realmente rápido” ha explicado Markku Ylönen, cofundador Polar Night Energy, al medio británico.

La instalación, que tiene una altura alrededor de los siete metros y almacena cien toneladas de arena de bajo grado, forma parte de la planta generadora de Vatajankoski que se encarga de suministrar energía en su distrito. La arena se calienta, con electricidad producida a bajo costo por una fuente renovable, hasta 500 grados usando un sistema de resistencias, y tiene la propiedad de perder su calor muy lentamente. El aire caliente recircula en el interior de la batería y así puede mantener la arena a 500 grados durante meses.

Cuando es necesario, si la energía se encarece o hay escasez por falta de sol o viento, el sistema de calefacción del distrito puede alimentarse del aire caliente que libera la batería de arena. Polar Night Energy recomienda su sistema tanto para almacenar calor como para aprovechar los excedentes de electricidad que puedan generarse y transformarlos en calor que permanece meses almacenado.

PNE How it Works

La tecnología ya había sido probada anteriormente por Polar Night Energy en la ciudad finlandesa de Tampere y el uso de la arena como medio de almacenamiento de energía también está siendo investigado por el Laboratorio Nacional de Energías Renovables de Estados Unidos.