El cíborg Harbisson quiere que tengamos visión nocturna

Es el primer ser compuesto de elementos orgánicos y cibernéticos reconocido como tal por un gobierno

  • El cíborg Harbisson, este miércoles en Málaga / Efe
    El cíborg Harbisson, este miércoles en Málaga / Efe
Málaga.

Tiempo de lectura 2 min.

13 de junio de 2019. 06:41h

Comentada
larazon.es.  Málaga. 13/6/2019

ETIQUETAS

Neil Harbisson, primer «cíborg» -ser compuesto de elementos orgánicos y cibernéticos- reconocido como tal por un gobierno, cree que si la tecnología de visión nocturna se incorpora a los humanos se ahorraría gran cantidad de energía al prescindir de luz artificial, informa Efe.

Harbisson ha destacado este miércoles en Málaga en el foro «Caser Futuro, Anticipando el Mañana», que los sentidos de las máquinas se podrían integrar en los seres humanos, lo que tendría un gran beneficio para la humanidad.

Los ojos de este británico solo ven en la escala de grises, por lo que desarrolló -con ayuda de expertos- una antena conectada con su cerebro (incorporada en su cabeza) que transforma los colores en sonidos y que -tras aprender a interpretarlos- le permiten distinguir diferentes tonalidades y los rayos X y ultravioletas.

El «cíborg» piensa que si la tecnología formara parte del cuerpo humano se desarrollarían sentidos artificiales que darían nuevas habilidades al ser humano, como regular la temperatura del cuerpo.

Considera que la integración de la tecnología en los seres humanos supondrá «renovar la percepción que tenemos del mundo porque hay cosas que ahora mismo se nos escapan».

Neil Harbisson defiende que él no lleva una antena, sino que la antena es parte de él igual que lo son los ojos o las orejas; por lo que intenta que se le reconozca la nacionalidad sueca, debido a que los materiales con que se fabricó ese dispositivo provienen del país escandinavo, pero de momento «se están haciendo los suecos», ha declarado.

En el encuentro también ha participado el ingeniero y teórico de la inmortalidad José Luis Cordeiro, que ha escrito un libro donde defiende que el envejecimiento es una enfermedad que se podrá curar en el 2045.

Cordeiro ha asegurado a Efe que los avances tecnológicos permitirán «matar a la muerte», por lo que en el futuro solo habrá fallecimientos por causas fortuitas. EFE

Últimas noticias