El móvil se hace fuerte en el Metro

Después de la «conquista» del wifi en toda la red, el siguiente paso es dotar a los vagones de cargadores para smarphones. El último en hacerlo, el metro de Barcelona

  • Uno de los cargadores recién instalados en el Metro de Barcelona
    Uno de los cargadores recién instalados en el Metro de Barcelona
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

07 de marzo de 2017. 06:57h

Comentada
Ernesto Villar Madrid. 7/3/2017

La primera conquista fue la de permitir el «lujo» de que en algunas estaciones se pudiera hablar por el móvil o disponer de datos. Después, la de extender el wifi a toda la red, incluso en los grandes metros del mundo, extensos y antiguos, como el de Nueva York, donde el uso del móvil está ya plenamente implantado en todo su recorrido.

En la misma política están ya todos los grandes metros del mundo, los de Madrid y Barcelona incluidos, en los que el uso del móvil entre los pasajeros -y con él las incómodas conversaciones personales voceadas a voz en grito- está perfectamente normalizado pese a algunas dudas iniciales sobre su idoneidad.

Pero tanto uso del teléfono, de forma ininterrumpida y en trayectos en ocasiones largos, lleva a la siguiente necesidad: ¿dónde cargarlo? ¿Cómo conseguir no quedarse sin batería? La siguiente batallla, por tanto, es la de instalar puestos para cargar los móviles en los andenes o en los propios vagones, similares a los que ya existen en aeropuertos y centros comerciales de todo el mundo.

El pasado mes de octubre, el Metro de Madrid instaló los primeros enchufes a modo de prueba piloto, y ahora es el suburbano de Barcelona el que se sube al carro con otra iniciativa similar.

Este lunes, según ha informado Transporte Metropolitano de Barcelona (TMB), dos convoyes la línea 2 han instalado cargadores de móvil, también a modo de prueba piloto, aunque con todas las papeletas para convertirse en permanentes. Se unen a cargadores similares instalados el pasado mes de diciembre en cuatro estaciones de esta misma línea.

Para justificar esta medida, el Ayuntamiento de Barcelona defiende que el 90 por ciento de los pasajeros asegura tener un smartphone.

Estos cargadores, además, son especialmente potentes, ya que permiten cargar un 75 % más rápido que los enchufes convencionales en los móviles de Android. Están equipados con cuatro conectores (2 de Android y 2 de iPhone) y colocados en el primero y en el último vagón.

A esta innovación se han ido sumando en los últimos meses las principales compañías de aviación y un tiempo antes lo hicieron las compañías ferroviarias. Viajar en metro, en avión o en tren sin móvil es ya un escenario que, simplemente, no se contempla. Pero no para todos: la implantación de vagones silenciosos, en los que está prohibido hablar por el móvil, dan quizás una pista de por dónde van las nuevas tendencias. Todo en esta vida -también la tecnología- es cíclico.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs