Hospitales inteligentes que salvan vidas

Los expertos demandan financiación en este campo, que reduciría las hospitalizaciones y pruebas innecesarias

  • En los «hospitales inteligentes» el tiempo en urgencias se reduciría notablemente
    En los «hospitales inteligentes» el tiempo en urgencias se reduciría notablemente
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

04 de mayo de 2017. 15:03h

Comentada
Madrid. 5/5/2017

ETIQUETAS

Evitar hospitalizaciones innecesarias, pruebas diagnósticas injustificadas, pacientes errantes e, incluso, muertes con una respuesta de emergencia más rápida sólo es posible con las nuevas tecnologías: hospitales y residencias inteligentes que salvan vidas.

Por ello, el Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicaciones demanda una normativa para que los centros sanitarios sean diseñados como edificios inteligentes, con el objetivo de mejorar la asistencia, humanizar la estancia y ahorrar costes.

¿Y qué es un centro sanitario inteligente?. Consiste en diseñar un sistema de telecomunicación integrado en el edificio que permite, a través de una pulsera que lleva el paciente, monitorizar en tiempo real a la persona y saber dónde se encuentra en cada momento, gracias a un sistema de geolocalización.

Los sensores con los que está equipado el paciente en estos centros envían los datos médicos al profesional sanitario de forma constante e instantánea y vinculan la historia clínica con su estado actual de salud.

En un hospital con 900 camas que atiende a 110.000 pacientes al año, la integración de este sistema permite reducir el tiempo medio de permanencia en urgencias de dos horas y media a menos de sesenta minutos, según un estudio reciente del Colegio.

Su instalación sólo supone el cinco por ciento del presupuesto total de la ejecución de la obra del edificio, tal y como comenta a Efe el presidente de esta institución, Eugenio Fontán.

«Cada vez vivimos más pero con más limitaciones. La mejor manera de asumir este reto es la tecnología», asegura.

Los hospitales y residencias inteligentes permiten a los profesionales sanitarios salvar vidas, señala el vocal del Colegio Emilio Medina, porque detectan los riesgos antes de que se produzcan, evitan errores y consiguen una mejor coordinación médica ante una situación crítica.

Al ingresar, los pacientes son monitorizados de forma no invasiva para controlar su frecuencia cardíaca, saturación de oxígeno, presión arterial, temperatura, respiración y los niveles de glucosa en la sangre. Estos datos están controlados por una consola central que alertará a los médicos si el paciente debe ser atendido.

Este sistema también mejora la seguridad de los enfermos y evita que aquellos que padecen demencias o trastornos de memoria sufran una situación de riesgo.

Con ello se podría evitar lo ocurrido recientemente en Alcorcón (Madrid), donde fue encontrado un anciano fallecido en el jardín de la residencia en la que vivía, un suceso que está siendo investigado al no percatarse el personal de que el hombre había salido de su habitación.

Los expertos instan a las autoridades a poner en marcha una normativa para que los centros sanitarios incluyan un plan integral de telecomunicaciones que mejore la asistencia, la seguridad y la calidad de vida de los usuarios, protegiendo sus datos.

Ya existen centros que han incorporado este sistema como el Hogar Beato de Fray Leopoldo, que ha sido elegido este año como la residencia más inteligente de España por el Colegio de Ingenieros de Telecomunicaciones.

El presidente de la Fundación Fray Leopoldo, el padre José Antonio Márquez, cuenta a Efe que es necesario poner en marcha esa normativa por «dignidad de la vida humana». A su juicio, «está de moda la cultura del deshecho de nuestros mayores. La vida humana tiene que ser más humana». EFE

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs