Un chip para dominarlos a todos: así es el Snapdragon 855, el nuevo microprocesador de Qualcomm

En un evento celebrado en Hawaii, Qualcomm ha presentado su última criatura: el Snapdragon 855: Conectividad, tarjeta gráfica, rendimiento, 5G... esto es todo lo que hay que saber sobre el nuevo microprocesador.

  • Un chip para dominarlos a todos: así es el Snapdragon 855, el nuevo microprocesador de Qualcomm
Hawaii.

Tiempo de lectura 8 min.

09 de diciembre de 2018. 20:51h

Comentada
Juan Scaliter.  Hawaii. 9/12/2018

Tiempos interesantes. Muy interesantes se viven en tecnología. Qualcomm, el fabricante de microchips más importante del mundo (con una cuota de mercado que sobrepasa el 40% de los teléfonos móviles) ha presentado en las islas de Hawaii el microchip Snapdragon 855. Si bien fue necesario esperar hasta el 2 día para conocer un poco más sobre sus prestaciones y el aspecto técnico, ya desde el inicio del evento había claves no solo de sus capacidades, sino de la lucha del sector. Qualcomm se dejó arropar por Samsung primero, que utilizó palabras como seguridad, potencia y autorización (del gobierno estadounidense) para dejar claro que son asiáticos, pero no chinos o, mas precisamente aún, que no son Huawei. Los equipos de esta marca no son bien recibidos por las autoridades de Nueva Zelanda, Australia, Estados Unidos y ahora se ha unido Gran Bretaña, todos ellos alegando que se filtra información a China, pero sin mostrar hasta la fecha, ninguna prueba de ello. Y luego llegó Pete Lau, CEO de OnePlus, la marca (sí, de China) que será según Qualcomm la primera en presentar un terminal con el Snapdragon 855 y 5G. Tiempos interesantes para la soberanía tecnológica.

Y entonces llegó el segundo día de presentaciones y todo comenzó a girar alrededor de las especificaciones técnicas del microchip creado por Qualcomm y que, a partir de 2019, llevarán no solo OnePlus, sino Samsung, Sony, Asus, ZTE, Xiaomi, LG, Oppo, PocoPhone...y la lista sigue.

Dentro de la diatriba habitual de “el mejor hasta la fecha”, “dos veces más potentes que la competencia” y”un microchip revolucionario”, hubo información muy interesante y datos específicos, algunos sin pruebas que hayan llegado a nuestras manos, pero que crean expectativas. Este es el decálogo de los aspectos tecnológicos más sorprendentes del Snapdragon 855.

Conectividad

El acceso a la gran promesa del 5G (supuestamente por llegar en 2019) requiere el hardware correcto para manejar la enorme cantidad de datos que según muchas fuentes se multiplicará por 1.000. Esto requiere un módem capaz de conectarse a la nueva red. En este sentido, el Snapdragon 855 es el primer chip móvil que funcionará con el módem X50 5G de Qualcomm (que no viene por defecto). Esto quiere decir, básicamente que los que incorporen el mencionado módem acelerarían la conectividad celular hasta 20 veces, según Qualcomm. El módem X50 5G es capaz de velocidades de descarga de hasta 5 Gbps.

Rendimiento

Este nuevo caudal de información precisará de dos cualidades esenciales: potencia y memoria para manejarlos y conocimiento para saber qué hacer con todo ello. El Snapdragon 855 ofrece un rendimiento de procesamiento hasta un 45% más rápido y un incremento en los gráficos del 20% respecto a su predecesor, el 845. Si el 5G es una nueva carretera, mucho más amplia y con mejor asfalto, la capacidad de procesamiento sería el motor del vehículo, un elemento que permitirá no quedarse atrás y aprovechar la innovación adecuadamente.

Inteligencia artificial

Obviamente el Snapdragon 855 incorpora esta tecnología y, según sus propios datos, es hasta tres veces más potente que los microchips de la competencia (léase, aunque ellos no lo han mencionado, el A12 de Apple y el Kirin 980 de Huawei). Sería interesante poder ver cómo se midió esto, pero los datos no están disponibles, por ahora y a falta de un dispositivo en la calle con el nuevo microchip de Qualcomm, poco se puede decir. Lo que sí hemos podido ver es cómo la IA mejorará el desempeño del móvil en algunos aspectos.

Realidad Virtual

Uno de los campos en los que hay que sacarse el sombrero. Gracias al nuevo microchip, los desarrolladores tendrán la posibilidad de crear una RV volumétrica y más eficaz. ¿Qué es esto? Sencillo. Hasta ahora la mayoría de usuarios de RV éramos espectadores que podíamos observar la escena pero sin movernos de nuestro eje. En un ensayo realizado para la prensa, hemos visto cómo el 855 convierte los objetos de una habitación en parte del paisaje virtual, lo que nos permite desplazarnos sin chocarnos y rodear los avatares con los que estemos interactuando. En suma, no solo se desplaza la vista, sino también el usuario. Será compatible con VR móvil en una resolución de 8K a 120 fps. En este apartado también está implicada la IA. Cuando usamos RV y giramos el ángulo de visión 180º, hay un instante en el que la imagen demora en recuperarse. Esto se debe a que la información debe viajar desde el dispositivo VR a la nube, el teléfono o la plataforma seleccionada y regresar. Usando IA, este tráfico se reduce y casi no existe, según hemos visto, este “salto”.

Juegos

Solo en China, el mercado de jugadores que eligen los móviles como principal plataforma alcanza los 586 millones. Invertir en innovación en juegos móviles, no es baladí. De acuerdo con

Qualcomm, el nuevo microchip permitirá que los desarrolladores diseñen juegos con HDR por primera vez, proporcionando más profundidad de color y más de mil millones de tonos. También reduce la latencia (al menos en los que lleven el nuevo módem) y facilitará la entrada de juegos en 3D, que verán la llegada de texturas y efectos de iluminación más realistas y una mejor profundidad de campo. Tanto ha apostado Qualcomm por el juego, que ha creado su propia plataforma, Snapdragon Elite Gaming, que busca asegurar la menor latencia posible, en video y audio y un sonido inalámbrico más claro.

Sonido

La idea es que el Snapdragon 855 no solo se encuentre en móviles, también en otros dispositivos. O al menos parte de su tecnología. Para los estudios de grabación y los músicos, la latencia es un factor determinante: no se pueden dar el lujo de un retraso en la información, entre que pulsan la tecla de un piano y el sonido llega a sus cascos. Y si estos no están conectados, la dificultad es aún mayor. En una cabina ad-hoc hemos comprobado cómo este salto desaparece y la calidad de sonido (Dolby Atmos) se mantiene. Aún en bluetooth. La eficacia en el traslado de información sonora abrirá las puertas a sistemas médicos o de emergencias en catástrofes, que utilicen la ecolocalización como sistema. Y esto ya lo están estudiando en Qualcomm, según nos confirman.

Cámara

Otra área en la que hay mucha información. Intentando sintetizar nos quedamos con lo más importante. Efectos de edición de la imagen una vez tomada (cambiar el bokeh, por ejemplo) y jugar combinando vídeos y fotografías en una misma imagen: el ejemplo era una persona, fotografiada y un vídeo de pompas de jabón que el mismo sujeto había soplado antes. Pero el bokeh también llega al vídeo gracias al procesador de señal de imagen Spectra 380 ISP integrado en el Snapdragon 855. Gracias a ello se logra un efecto similar al de una lente con mayor amplitud de diafragma e imágenes que se procesan, en tiempo real, a una resolución de 4K en HDR a 60 fps. Lo bueno es que tanta calidad no ocupará mucha más memoria. Las imágenes se guardarán en formato HEIF y HEVC, que ocupan hasta un 50% menos sin perder calidad. Por último, si el Snapdragon 835 fue el primero en incluir HDR en el móvil, el Snapdragon 855 lo lleva a HDR10 +, también de forma pionera.

Batería

Al tratarse de un microchip con una arquitectura de 7 nanómetros (el espacio que hay entre un transistor y el siguiente), la eficacia de procesamiento aumenta al igual que la potencia. Todo este “cableado”, requiere más energía. Qualcomm señala que ha sido capaz de reducir el consumo hasta en un 20% por ejemplo, mientras se juega a un videojuego. Lo que significa que en realidad la reducción en otras tareas puede ser aún mayor: los videojuegos, sobre todo si son online (y si no hablad con los fanáticos de Pokémon Go), requieren conexión, gran potencia gráfica y hasta a uso del GPS. Si en este entorno se alcanzan mejoras de este calibre, la combinación con capas de software eficientes, mejor uso de la pantalla, diseño de la batería y otras, hará que no sea necesario contar con baterías de más de 4.000 mAh. Lo que dejaría más espacio para otros componentes en el smartphone.

Últimas noticias