Los robots «robarán» el 15 % de las horas de trabajo en 2030

La automatización afectará también a actividades intelectuales

  • Los robots «robarán» el 15 % de las horas de trabajo en 2030

Tiempo de lectura 2 min.

05 de diciembre de 2018. 16:37h

Comentada
Pepe Bouza 5/12/2018

Ni apocalipsis laboral, ni aquí no pasa nada. El reciente informe «Trabajos perdidos, trabajos ganados: desplazamiento de la fuerza laboral en la época de la automatización» de la consultora internacional McKinsey Global Institute anticipa cómo afectarán los robots al empleo mundial en 2030. Y habrá luces y sombras.

Según sus proyecciones, en aproximadamente el 60% de las ocupaciones, al menos un tercio de las actividades constitutivas podría ser realizado por robots. Dicho de otra forma, en un escenario intermedio entre la mínima y máxima automatización posible con las tecnologías que ahora mismo están disponibles, el 15 % de las horas de trabajo pasaría a ser desempeñado por máquinas, aproximadamente una de cada siete.

El informe McKinsey pone así el foco en un aspecto menos estudiado en otras investigaciones, centradas generalmente en el número total de puestos de trabajo humano que podrían perderse con el desarrollo de los robots y la inteligencia artificial. De hecho, considera que apenas el 5% de los empleos podrá ser completamente automatizado dentro de 22 años, lo que está muy lejos del cataclismo laboral que algunos vaticinan.

Así y todo, alerta de que en la mayoría de los escenarios planteados, las transiciones de la fuerza laboral serán tan desafiantes o más que la escala de cambios que se produjo en la agricultura y la manufactura a principios del siglo XX. Ahí es nada.

Pero a diferencia de lo que ocurrió entonces, cuando la industrialización cambió masivamente personas por máquinas en tareas estrictamente manuales, la automatización afectará a numerosas actividades consideradas más intelectuales. Un cambio que ya se ha iniciado y que abarca desde la gestión de hipotecas hasta el trabajo paralegal, pasando por la contabilidad, el procesamiento de transacciones financieras y hasta los diagnósticos médicos por imagen.

Más sombrío es el panorama que el informe presenta en materia salarial. Especialmente en los países avanzados, los trabajadores con empleos que hoy requieren menor formación académica sufrirán las consecuencias de la robotización por partida doble. De un lado, estos trabajadores suelen estar ligados a tareas más fácilmente automatizables; de otro, la competencia que ejercerían los robots influirá en la rebaja de sus salarios por una estricta aplicación de la ley de oferta y demanda.

Por el contrario, quedarán a salvo aquellos empleos que involucran la gestión de personas, la aplicación de «expertise» o pericia profesional, y en general las interacciones sociales, donde los robots no pueden igualar el desempeño humano... por ahora.

Los hoteles del futuro

Según el informe «Hotel como ágora», diversas cadenas hoteleras ya están utilizando personal robótico para entregar el equipaje, servir bebidas o facilitar información a los clientes.

Últimas noticias