«Persiana, bájate». «Luz, enciéndete»

Un proyecto europeo explora la nueva frontera de la domótica: que las casas entiendan las órdenes orales

Los investigadores del proyecto LISTEN, en una demostración
Los investigadores del proyecto LISTEN, en una demostración

La casa inteligente lo será un poco más si es capaz de obedecer a su inquilino sin que ni siquiera sea necesario accionar un mando a distancia, sino simplemente dando órdenes de viva voz. Este es el proyecto en el que trabaja un grupo de científicos integrados en el proyecto LISTEN, dotado con fondos europeos, y que pretende abrir una nueva frontera en las viviendas domóticas.

El experimento fue probado hace unos días, después de un año y medio de trabajos, y el resultado fue «una demostración asombrosa», según Alina Suhetzki, coordinadora del proyecto de la Comisión Europea, quien mediante órdenes orales en inglés logró encender y apagar las luces sin que se produjera ningún tipo de retardo en la ejecución.

Esta demostración supuso todo un hito para los investigadores de LISTEN, cuyo objetivo principal es diseñar y poner en marcha un entorno de hardware y software que permita acceder de forma sólida, sin maniobras manuales y por voz a aplicaciones web en hogares inteligentes. Este entorno combina un sistema de captura de voz a modo de red inalámbrica de sensores acústicos (WASN) con un sistema de reconocimiento de voz automático, según detalla Cordis, la agencia de comunicación de la Unión Europea.

Este innovador sistema reconoce ya cuatro idiomas (inglés, francés, italiano y griego) y ofrece a los usuarios la posibilidad de encender y apagar distintos electrodomésticos inteligentes y además ejecutar otras tareas como buscar en Internet, dictar correos electrónicos, acceder a redes sociales, etc. Todo esto sin necesidad de portar un micrófono ni hablar cerca de uno.

En LISTEN participan FORTH, RWTH Aachen, el European Media Laboratory GmbH (EML) y la empresa italiana Cedat85, dedicada a la transcripción e impresión de textos a partir de voz. Los cuatro socios se proponen acercar posturas entre los científicos dedicados a los sensores acústicos y el reconocimiento de voz automático y ampliar las fronteras de la técnica en estos campos.