• 1

Análisis - PES 2019: Konami firma su mejor Pro Evolution Soccer en lo que va de generación

  • Captura de pantalla del videojuego «Pro Evolution Soccer 2019»
    Captura de pantalla del videojuego «Pro Evolution Soccer 2019»

Tiempo de lectura 8 min.

05 de septiembre de 2018. 17:30h

Comentada
Víctor Moyano / elsotanoperdido .  5/9/2018

ETIQUETAS

Después del periodo estival de agosto, la realidad nos recuerda que hay que volver a la rutinaria vida compuesta por trabajo, quehaceres diarios y obligaciones varias. Pero, para gracia de algunos, el fin de las vacaciones también indica el inicio de la pretemporada de fútbol, ese deporte de masas que, durante los últimos años, ha ido ganando enteros en cuanto a su representación digital se refiere. Konami y EA Sports, las firmas más ambiciosas sobre el césped, vuelven a mostrar músculo tratando de convertir sus respectivas series en los simuladores más perfectos y realistas del deporte rey. En esta ocasión, la serie japonesa –‘Pro Evolution Soccer’- se adelanta al producto occidental –‘FIFA’- con el claro objetivo de hacerse con una parte del codiciado pastel antes de que comiencen las odiosas –e inevitables- comparativas.

Pero, ¿qué ofrece este nuevo ‘Pro Evolution Soccer 2019’? ¿Seguirá dando palos de ciego como vienen haciendo sus últimas iteraciones? ¿Volverá a conseguir la gloria adquirida en títulos como Pro Evolution Soccer 6? ¿Romperá las reglas del juego volviendo a erigirse como máximo exponente del género? Veamos qué nos ofrece este nuevo simulador de fútbol, que, advertimos desde el inicio, se ha ganado a pulso el título de simulador de la generación. Ataros los cordones de las botas y bendecid el campo, que el árbitro está a punto de hacer sonar su silbato y quedan noventa minutos por delante. ¡Comenzamos!

Captura de pantalla del videojuego «Pro Evolution Soccer 2019»
El realismo por bandera

Si algo ha caracterizado a la serie ‘Pro Evolution Soccer’ en detrimento de sus competidores es que, desde siempre, la saga japonesa se ha alejado del concepto arcade para ofrecer, a todas luces, un estilo de juego realista basado en la simulación. El fútbol es un deporte de equipo, por mucho que nos quieran hacer creer que un jugador lleva todo el peso del vestuario, y, en esta ocasión, la premisa se respira más fuerte que nunca. Tanto el comportamiento de los jugadores, como el ritmo del juego y la física del esférico se han enderezado y adaptado hasta tal punto que cada encuentro parece real. Sí, tendremos a los jugadores estrella de siempre que se desmarcarán de los profesionales menos galácticos, pero advertimos que, si somos de esos jugadores que terminan controlando exclusivamente a un jugador por sus filigranas y su velocidad, poco tendremos que hacer ante un equipo compuesto por once jugadores estratégicamente posicionados.

Y es que el título de Konami va perfilando una fórmula hecha por y para amantes del deporte. Tenemos un ritmo más pausado, ideal para sentir el esférico y proponer, a nuestros jugadores, entradas complejas en el área contraria. Lionel Messi o Cristiano Ronaldo cuentan con unos atributos inmejorables, sí, pero tenerlos en nuestro equipo no significará necesariamente alzarnos con la victoria.

Captura de pantalla del videojuego «Pro Evolution Soccer 2019»

Como decimos, el peso de cada encuentro recae en todo el equipo. Los pases automatizados han pasado a mejor vida, por lo que será necesario calcular cada pase, centro o chute al milímetro para poder ejecutar la jugada que queremos. Anticiparse a los movimientos del contrario es vital, así como tener presente la resistencia de cada jugador para no terminar con un equipo desgastado antes del final de la primera parte. Cabeza, ritmo y estrategia son los pilares fundamentales de la obra, que permite tanto estrategias elaboradas desde nuestra área como momentos estelares en los que un jugador sobresale del resto con una ocasión de oro para marcar un tanto a favor.

‘Pro Evolution Soccer 2019’ se acerca más a las cotas de excelencia de la serie que a esos títulos intergeneracionales que dejaron un sabor agridulce a sus seguidores. La franquicia ha tomado el realismo del fútbol como pilar fundamental, y, pese a que hay algunos aspectos del título con cierto margen de mejora –como los porteros controlados por la inteligencia artificial, a los que le gusta demasiado estar entre los palos en lugar de hacer una salida que evite una invasión contraria-, en conjunto, esta edición 2019 del título tiene un empaque ciertamente notable.

De la fidelidad en el campo de juego a sus ausencias fuera de el

Una de las carencias más claras que lleva arrastrando ‘Pro Evolution Soccer’ en la actual generación es la ausencia de modos de juego, tanto en el terreno de juego online como offline, que difieran de los modos de juego que conocemos desde hace más de una década. Lamentablemente, ‘Pro Evolution Soccer 2019’ no innova en absoluto en este aspecto, y, a pesar de haber tomado nota de los comentarios de la comunidad revisando la interfaz y sus menús, la ausencia de nuevos modos de juego y la pereza con la que han mejorado sus referentes hacen que, en cuestión de contenidos, la obra de Konami únicamente haya evolucionado en el césped, y no en el banquillo.

Comenzando por los modos offline, el título repite con los mismos ingredientes que su predecesor. El modo “Ser leyenda” nos permitirá crear un jugador desde cero o controlar a nuestro deportista favorito para convertirlo, precisamente, en el galáctico que se merece. Controlando exclusivamente a este jugador, tendremos que ganarnos el respeto del míster y de los compañeros ejecutando de forma coherente nuestra actitud en el terreno de juego: esperar un pase si somos delanteros y mantener nuestra posición nos hará ganar puntos en lugar de tratar de buscar el balón a toda costa. Por otra parte, en el modo “Liga Master” tendremos que hacer lo propio, pero controlando al equipo en su conjunto, llevándolo a las ligas de élite.

Captura de pantalla del videojuego «Pro Evolution Soccer 2019»

En contraposición nos encontramos, dentro de los modos en línea, el fantástico “MyClub”, donde tendremos que hacer nuestro dream team tanto con las estrellas futbolísticas de ahora como con las leyendas –ya retiradas- que una vez emocionaron a los espectadores del fenómeno mundial. Jugar con un equipo compuesto por Messi, Cristiano Ronaldo y David Beckham es posible gracias a este modo, que nos permitirá, no sin esfuerzo, dedicación y paciencia, hacernos con nuestros jugadores favoritos para conseguir nuestro once ganador. En esta ocasión, y jugando tanto contra la máquina como contra otros jugadores del modo, se han revisado los apartados de fichajes –permitiendo cambiar jugadores repetidos por otros del mismo nivel-, aumentando el coste de los agentes –obteniendo así paquetes de tres futbolistas- y, por supuesto, añadiendo retos y competiciones semanales. A la larga, este será el modo más representativo de ‘Pro Evolution Soccer 2019’, ya que se disfruta en tiempo real. Habrá que ver cómo se desarrolla la comunidad y sobre que estilo basa sus acciones en el césped para comprobar las novedades introducidas sobre el papel.

La falta de novedades en cuanto a modos de juego se refiere es evidente, completando la ecuación los conocidísimos y tradicionales modos PES League, partidas cooperativas y los clásicos torneos en línea. Nada nuevo bajo el sol.

Un Fox Engine a la altura de lo esperado

A nivel audiovisual, ‘Pro Evolution Soccer 2019’ aprovecha el Fox Engine para ofrecer un realismo claro y detallado a una frecuencia de 60 cuadros por segundo y una resolución completa a 1080p (también disponible a 4K si jugamos en PlayStation Pro o Xbox One X). El juego hace acopio de unas animaciones sobresalientes, una iluminación y unos detalles que, sin ser excesivamente sorprendentes, demuestran el empeño de la firma en hacer las cosas bien, al menos, en cuanto a técnica se refiere.

Captura de pantalla del videojuego «Pro Evolution Soccer 2019»

No obstante, se nota a leguas que el tratamiento de los jugadores es desigual, como si las estrellas de los equipos más ambiciosos tuvieran unos programadores y los equipos, con perdón, de segunda, otros. Aquí entra en juego el tema de las licencias, un lastre que lleva ‘Pro Evolution Soccer’ desde los tiempos de Roberto Larcos y que, en esta ocasión, están más presentes que nunca. Esta edición ha perdido la licencia de la Champions League; la liga española únicamente cuenta con el F.C. Barcelona y su Camp Nou de forma licenciada; la Premier League cuenta con dos equipos licenciados (Arsenal y Liverpool), y, en líneas generales, existen bastantes ausencias que a más de uno le dará un quebradero de cabeza. Como se anuncian, ahora Pro Evolution Soccer tiene más equipos licenciados que nunca, sí, pero los más importantes dentro del deporte no lo están. Un buen truco para solucionar esto, en PlayStation 4 y PC, es cargar un archivo por USB con el denominado option file, que arreglará los nombres de los jugadores y sus equipos, pero lamentablemente no está en la versión para Xbox.

En cuanto al sonido, la banda sonora está compuesta por 22 temas de grupos como Awolnation, The Killers, Anna of the North o Clap! Clap!, entre otros, que conforman un buen repertorio musical. El punto negativo del apartado sonoro lo pone, como viene siendo habitual ya, los comentarios de Maldini y Carlos Martínez, que, de la misma forma que Manolo Lama y Paco González en la serie ‘FIFA’, se sienten arcaicos, desfasados y, por si fuera poco, repetitivos. Esperamos que para la edición de 2020 los comentaristas se asemejen más a las versiones británicas, con mucha más tensión, emoción y variedad en las narraciones. O, directamente, que las graben desde cero.

Conclusiones

‘Pro Evolution Soccer 2019’ es, sin duda alguna, uno de los mejores exponentes del género en lo que llevamos de generación, superando con creces a su predecesor. La renovación del apartado técnico y los cambios introducidos a nivel de ritmo y físicas son muy bienvenidas, así como la naturalidad con la que, ahora, controlamos a cada jugador sobre el terreno de juego. El punto negativo de la obra, y que para muchos justificará esperarse a su competidor directo, es la ausencia de modos de juego nuevos y la falta de algunas licencias. Si sabemos perdonar estas carencias y nos centramos exclusivamente al papel sobre el terreno de juego, queda claro que ‘Pro Evolution Soccer 2019’ es un título que lleva al deporte rey a sus más altas cotas de diversión. ¡Que comience el partido!

Últimas noticias