Diego Matamoros recibe a Kiko Jiménez tras su expulsión

El colaborador fue el menos votado por la audiencia para ser repescado el jueves y dejó a Estela rota

Diego Matamoros y Kiko Jiménez
Diego Matamoros y Kiko JiménezTelecinco (nombre del dueño)assas

A 48 horas de la gala de Halloween, ya conocida en el formato, la previa debía estar a la altura, ¡y vaya que lo estuvo! En plató, Diego Matamoros, marido de Estela, regresaba tras haber jurado que no volvería a pisar ningún programa de televisión. Tres semanas le ha durado. Y qué casualidad que lo hace cuando el fiel amigo de su mujer, Kiko Jiménez, fue elegido el domingo como posible candidato a la repesca. Según él todo lo hace por ella: "He reseteado la cabeza. He relativizado la situación y creo que quien mejor puede estar aquí defendiendo a mi mujer soy yo". Un regreso nada fácil para el hijo de Kiko Matamoros ya que las primeras imágenes que vio fueron las de su mujer diciendo que le apetecía abrazar a Kiko todo el rato pero que no iba a poder ser. Y es que la relación entre los dos concursantes, desde que el colaborador volviese a Guadalix el domingo, ha sido tensa a la par que diferente en comparación con las semanas anteriores y Estela parece haberse dado cuenta.

Y a falta de una buena carpeta... las chispas entre Adara y Gianmarco parecen haber saltado y los concursantes se han convertido en la comidilla de la casa. El acercamiento es más que evidente y la atracción ha llegado hasta tal punto para el italiano que al llegar la noche se retira un largo rato solo al servicio. Situación que ha provocado cara de asco en Hugo, la pareja de Adara, que le considera "un perfecto embaucador". Pero dejando de lado más que evidente atracción sexual, los dos galanes de la casa mantuvieron una conversación en el confesionario en la que hablaban de las "mariposas" que sienten, confirmando así Kiko que le nacieron por Estela durante la primera semana, mientras que Giarmarco calificó sus sentimientos por Adara en un ocho sobre diez. Esto confirmaba lo que muchos ya sabían y que Sofía no quería ver: Kiko es un mentiroso. Mientras tanto en plató, esto era un jarro de agua fría para Sofía Suescun. Si para la reina de los "realities" no fue suficiente el polígrafo lleno de mentiras de su novio, con estas declaraciones el colaborador admitió lo que le había negado desde que salió de la casa.

Y una vez más, la audiencia demostró ser sabia y sacó al colaborador de la lista de posible repescado para hacer frente a lo que le esperaba en plató. A su llegada, Sofía le recibió con besos mientras que Jorge Javier Vázquez le advertía de la presencia de Diego quien a pesar de aceptarle el saludo le dedicó unas bellas palabras: "Has quedado como un rastrero y un mierda, que es lo que eres", con lo que dio comienzo la guerra de "machirulos". Kiko aseguró que: "yo solo he sido amigo de tu mujer y tu si acaso eres un celoso empedernido", a lo que Diego contestó: "como persona te califico de un cero, pero como manipulador y mierda un diez" y añadió, "ahora le explicas a tu novia las pajas mentales que te hacías con mi mujer la primera semana".

La noche terminó con la decisión del público, que salvó a Gianmarco de la nominación siendo el menos votado para abandonar la casa el jueves, que sí lo hará Pol o Alba. Mientras tanto, sigue la tensión entre Estela y Adara y Hugo. Mientras que Mila asegura no entender por qué el público le salva. "No sabemos lo que se ve, pero que se quede es un tormento. Respeto la decisión del público e intentaré evitarlo lo máximo posible". Veremos con qué nos sorprenden los concursantes el jueves.