María Teresa Campos confirma que Mediaset le causó un “daño profesional irreparable”

La presentadora considera que el final de “¡Qué tiempo tan feliz!” se debió a que “determinadas personas se hicieron con los contenidos del espacio”.

María Teresa Campos, presentadora de "¡Qué tiempo tan feliz!"
María Teresa Campos, presentadora de "¡Qué tiempo tan feliz!"Movistar+

Dos años después del final de "¡Qué tiempo tan feliz!", María Teresa Campos ha afirmado durante una entrevista con la revista Lecturas, que cuando el espacio se canceló y fue sustituido por 'Viva la vida', "alguien dijo que por fin se había podido quitar de encima la música", dejando caer que se alegraba de la despedida del espacio. A pesar de las negativas opiniones, Campos ha dejado claro que el programa "levantó durante ocho años una franja que nadie había levantado desde que se estrenó", y además, ha revelado que considera que la pérdida de seguimiento es culpa de "determinadas personas que se hicieron con los contenidos del espacio".

También se ha mojado respecto a su salida de Mediaset. "Antes de que venciera mi contrato, quise renovarlo para que no hubiera problemas", ha revelado la presentadora. Pero el grupo de comunicación le dijo que era muy pronto y por eso ella quiso esperar a que venciese para después entrar en negociaciones. Campos afirma que ese parón en su carrera le creó un "daño profesional irreparable". "Siempre he creído que un documento que pone que se me contrata durante dos años como presentadora y colaboradora no es para que te dejen en tu casa", ha añadido.

En Telecinco también protagonizó, junto a sus hijas, 'Las Campos', un programa que según ella podría haber durado más "si hubiese sido valorado por el que tenía que hacerlo". Terelu tiene claro que su espacio salvó el verano a Telecinco. Sobre los rumores que afirmaban que Ana Rosa Quintana había fichado por Telecinco antes de que ella se marchase a Atresmedia, Campos ha revelado que siempre se lo ha negado. "Creo que puede estar diciendo la verdad porque yo tenía un 26% y ella en Antena 3 en esa época estaba muy mal de audiencia", ha confesado.

La presentadora también ha querido hablar de como está siendo tratada por los que fueron sus compañeros de profesión: "No tengo por qué ser como ellos. Aprendí que las noticias había que confirmarlas, que no había que inventárselas. Eso no es hacer periodismo". Por esta razón ha pedido que la gente que la quiera no vea aquellos programas en los que se la insulta. Respecto a Mila Ximénez no ha querido decir nada: "Esta persona se permitió hacer unas cosas y no quiero hablar de ella. No voy a nombrarla. No veo 'Gran Hermano'".