La semilla de Carmen Laforet florece de nuevo

«Nada», la célebre obra de la escritora, se recupera para una serie que, bajo la dirección de Paula Ortiz, buscará reflejar unas ideas y sensaciones cuya esencia bien se podría ver reflejada en la sociedad actual

Hay voces que resuenan hasta cansar. Otras que, por mucho que griten, apenas se escuchan sus silbidos. Hay palabras que se dispersan en el viento, mientras que otras se quedan grabadas en un negro sobre blanco. Hay voces que se aprovechan para emitir palabras vacías, sin sentido, pero que llegan a más personas que aquellas cuyos mensajes sí esconden fortaleza. Y que, quizá, no ocupan todos los oídos que merecen. Sea como fuere, la de Carmen Laforet fue una de esas voces. Fue particular, porque atrapó. Exitosa, porque se reconoció. Pero también pudo verse trabada, porque podría haber llegado incluso más lejos de donde consiguió hacerlo. Fue una de las escritoras más importantes de la literatura española del siglo XX. Gracias a su célebre obra «Nada» ganó el Premio Nadal en 1945, así como el reconocimiento de multitud de lectores –que aún siguen aumentando a día de hoy–. Para la cineasta Paula Ortiz, la de Laforet «fue una de las voces más poderosas que ha tenido la literatura española en la modernidad». Sin embargo, lamenta que, «si esto fuera Francia, su talento se habría colocado dentro de la literatura universal, pero, como fue hija de un tiempo oscuro de España –continúa– quizá no se le dio el reconocimiento que debería haber tenido».

De la mano de Mediacrest y bajo la coordinación y guión por parte de Pablo Barrera, Ortiz está inmersa en un necesario proyecto: una mini serie sobre «Nada», que tratará «de proyectar y de hacer explotar todos los niveles de la novela», explica la directora. Si bien este nuevo trabajo se encuentra en una situación «aún muy embrionaria, sí estamos ya con los primeros guiones», afirma Ortiz, añadiendo que aún no se puede hablar ni de fechas ni de reparto. Con respecto a esto último, aún sin ningún nombre en el tintero, la cineasta sí tiene claro que «quien haga el personaje de Andrea, la protagonista de “Nada”, debe reunir en sí misma una fotaleza y honduras improtantes», continúa, «tenemos que ver qué actriz puede ser capaz de echarse a sus hombros».

Encierro interior y exterior

El proyecto nace en un momento más que idóneo: en 2020 se cumplen 75 años desde que «Nada» se publicó y ganó el Premio Nadal, mientras que en 2021 se celebrará el centenario del nacimiento de la escritora. Y, aunque la trama pertenezca a una época antigua y hayan pasado tantos años desde que salió a la luz, Ortiz asegura que «es un libro con una modernidad aplastante». La novela es «hija de su tiempo, una crónica de la España del hambre», retrata la directora. Sin embargo, añade que también tiene «un espíritu existencialista que conecta mucho con la actualidad». Y se refiere a ese relato en el que su protagonista se enfrenta a una sensación de pérdida, a una angustia existencial así como a una búsqueda incansable del sentido de un mundo que aparenta no tenerlo. A grandes rasgos, estas emociones tienen que ver, explica Ortiz, «con la serie de HBO “Euphoria”, uno de los grandes relatos audiovisuales de esta temporada». «Quizá la historia de “Euphoria” se gesta dentro de una generación de la abundancia y la de Laforet es hija del hambre y la miseria», explica la cineasta, pero comparten la narración de «una mujer en un encierro exterior e interior durante su paso a la madurez, con una sensibilidad contra la que lucha por una cuestión de supervivencia propia». Así, la serie de «Nada» pondrá en valor el talento de Laforet y de una historia que, aunque parezca marchita, está a punto de volver a florecer.