Ocio

Un superhéroe al grito de «Carpe diem»

Netflix estrena «El Vecino», una ficción que relata la vida de Javier, un egoísta encantador que, de repente, se convierte en el imbatible Titán

Quim Gutiérrez protagoniza «El Vecino», serie en la que da vida al superhéroe Titán
Quim Gutiérrez protagoniza «El Vecino», serie en la que da vida al superhéroe Titán

¿Qué haría si pudiera volar? ¿Si pudiese levantar coches con una sola mano? ¿Dónde iría si tuviese la capacidad de teletransportarse? ¿A qué época viajaría de la historia si pudiese moverse en la línea del tiempo? Piénselo y, por último, reflexione: si tuviera superpoderes, ¿los emplearía para su disfrute o para combatir las injusticias que asolan el mundo? Esta es, a grandes rasgos, la pregunta que Javier (Quim Gutiérrez) se plantea cuando, durante un fin de semana en el campo con su pareja, la periodista Lola (Clara Lago), le caen desde el cielo –literalmente– unos poderes sobrenaturales. Así comienza «El Vecino», la serie que hoy se estrena en Netflix, dirigida por Nacho Vigalondo y creada por Carlos de Pando y Sara Antuña.

Relata la historia de una persona normal, que vive en un edificio corriente de un barrio de Madrid a la que le cambia la vida: se convierte en el superhéroe Titán. «Es un tío que tiene una seguridad en sí mismo a prueba de bombas», se refiere Gutiérrez a su personaje, «un egoísta encantador que, a pesar de estar contra la pared, saca argumentos y retórica de la chistera para seguir con lo suyo». De esta manera, tiende a emplear sus poderes para su propio disfrute, dejando para más tarde el plantearse si tal don conlleva ciertas responsabilidades. «Ahí está el conflicto de la serie», puntualiza Lago, «en el egoísmo e individualismo que a veces hay en esta sociedad, porque es el producto que nos han ido vendiendo». «Y, gracias a eso, existe mi personaje», apunta Adrián Pino, que interpreta al vecino Juan Ramón, que ha decidido mudarse a Madrid para prepararse «tranquilamente» sus oposiciones. «Él es quien tiene la llave para controlar un poco a Javier, porque es un descerebrado», explica el actor, y, entre risas, añade que «viendo la serie completa, no pude evitar pensar la poca vergüenza que tiene Javier». El de Gutiérrez y Pino es un dúo cómico que dará de hablar. Provocan carcajadas tanto fuera como dentro de una serie en la que, además, comparten reparto con Catalina Sopelana, Jorge Sanz y Sergio Momo.

«El Vecino» abarca una serie de aventuras que se alejan bastante de las ficciones que conocemos sobre superhéroes. «Es verdad que, al ser estos personajes tan populares en la actualidad, de alguna manera tienes la oportunidad de hacerlo tuyo, propio y distino, y lo intentas», explica el creador. Por ello, aún inspirándose en el cómic escrito por Santiago García y dibujado por Pepo Pérez (Editorial Astiberri), esta nueva ficción de 10 capítulos «es un producto con vida propia», apunta Vigalondo, «tiene su propio funcionamiento y tono». Idea con la que estaba de acuerdo el guionista del tebeo: «Él nos aseguraba que tenía asumida la creación de “Vecinovers”, esto es, el universo de la historia de Javier, que tiene cómic y serie, pero ambas cosas son completamente diferentes».

MARIA HERAS

El gran poder de salvar el planeta

Si pudiera elegir un superpoder, Quim Gutiérrez se decantaría por «echar frío por la boca para reparar los polos», explica, «revertiría el cambio climático a base de helar el glaciar Perito Moreno de Argentina». Y lo mismo piensa Clara Lago: «Me gustaría poder regenerar la naturaleza y, si le sumamos poder volar o teletransportarme, mejor». Por su parte, a Adrián Pino, que estudió Historia, le gutaría «viajar en el tiempo para ver qué ha sucedido y sucederá». Pero como mero espectador, al igual que Catalina Sopelana, a quien le interesaría «ver cosas que he vivido a cámara lenta».