Ana Botín: el brillo en los ojos de una mujer poderosa

Fue la invitada estrella de «Planeta Calleja», en un programa que se emitió la noche del pasado miércoles en simulcast en todos los canales de Mediaset

Ana Botín, presidenta del Banco Santander, y Jesús Calleja, durante el programa «Planeta Calleja» emitido el pasado miércoles

Los polos se derriten. El hielo de los glaciares se desprende en grandes cantidades cada día como consecuencia de las altas temperaturas. En Groenlandia, donde antes había bloques de hielo, ahora nacen riachuelos que mueren en mares salpicados de icebergs. Esta imagen, desoladora y llamativa, se pudo ver en la noche del miércoles en «Planeta Calleja», un programa que se emitió en simulcast en los diferentes canales de Mediaset. El programa, presentado por Jesús Calleja, consiste en invitar a un famoso a un viaje con el objetivo, no solo de conocer y concienciarse acerca de la naturaleza, sino también de llegar a la cara más personal del invitado en cuestión. En las próximas entregas, nombres como el de Lorenzo Caprile o el de Sergio Boixo están en el tablero. Pero esta semana ha sido el turno de Ana Botín, presidenta del Banco Santander. La empresaria mostró durante su viaje a Groenlandia con Calleja su lado más humilde, humano y comprometido con la causa climática. De hecho, explicaba con brillo en los ojos que no era tanta la impresión de ver glaciares derritiéndose constantemente, sino más aún la de oírlos. Un sonido que frustaría a cualquiera y que llama a la acción de una urgente salvación que, si no es instantánea, «no nos dará tiempo de adaptarnos a sus consecuencias», explicó Botín.

Elegante, calculadora, sonriente, nerviosa, impulsiva, receptiva y sincera. Así se mostró Botín durante su viaje a Groenlandia. Además de hablar de su actualidad profesional –explicó que tiene cada semana de los próximos tres años agendados–, habló de tanto de su carrera laboral como personal. Sobre todo, se refirió a la relación con Emilio Botín en cuanto a padre e hija –que, aseguró, era «muy buena»– y a jefe y empleada.

El momento más duro

«Hemos tenido nuestros más y nuestros menos», explicaba Botín respecto a su padre, así como resaltaba que, si no fuera por este tipo de episodios, «no estaría donde estoy ahora». Durante las conversaciones con Calleja, en las que momentos de sinceridad y bromas se intercalaban, confesó los roces y tensiones que mantuvo con su padre durante la fusión entre el Banco Santander y el Banco Central Hispano. Sucedió tras la publicación de un reportaje en «El País Semanal», que se centraba en la idea de que, «si no eras un Botín, nunca ibas a dirigir un banco», explicaba la empresaria. Por tanto, «esto sentó muy mal» y recordó cómo su padre «me llamó un domingo y me dijo: “Lo mejor para el banco y para ti es que recojas tus cosas y te vayas porque, si no, no hay fusión”». Aún aceptando que esta situación era la necesaria, si confesó que «la manera, el cómo lo hizo es lo que me hizo bastante daño, de esas frases te acuerdas siempre». «Lo más duro fue que luego, en una junta de accionistas, vino a decir que daba igual el precio que tuviese para la familia de una manera muy dura», lamentaba.

Botín, durante «Planeta Calleja», tocó el piano, navegó en kayak y conversó con los habitantes de un lugar al que, recalcaban tanto ella como el presentador, le urgen soluciones que combatan el cambio climático. Mostró su cara más personal, aún sin perder de vista sus obligaciones pues, entre bromas, le recordó a Calleja que habían acordado que, durante el viaje, los horarios debían cumplirse al igual que el hecho de estar siempre conectada. Una mujer que se encuentra entre las más poderosas del mundo y que intentó demostrar cómo cada logro no tiene que ver con quién era su padre, sino con quién era ella y sus logros. Además, estuvo acompañada de Guillermo Morenés, su marido, con quien tiene tres hijos. Según la forma en la que habló de ellos, todo apunta a que, al igual que su madre, tendrán oportunidad ya sea de destacar o de poder tener un interesante futuro por delante.

«Mira lo que he hecho e intenta juzgarme por ello»

Durante «Planeta Calleja», Botín no solo se refirió a su trabajo, sino también a sus inquietudes como mujer. El escenario por el que paseó junto a Calleja y el equipo del programa llamaba a la reflexión y, por ello, denunció un tema problemático. Se refirió a la diversidad de género en el ámbito laboral. Al menos en su área, Botín afirmó que «no hemos llegado a la igualdad para nada». «Para mí ser feminista a día de hoy es apoyar la equidad de oportunidades», expresó, «yo siempre digo que “tú mira lo que he hecho e intenta juzgarme por ello, no por quién soy, ni si soy de raza blanca o negra o si soy hombre o mujer», destacó.