“Es hora de quitarme la mordaza, para siempre”, Taylor Swift se sincera en “Miss Americana”

Swift muestra su lado más personal y desconocido en el documental ya disponible en Netflix

"Miss Americana" documental sobre Taylor Swift en Netflix
"Miss Americana" documental sobre Taylor Swift en Netflix

Taylor Swift ya cuenta con su propio documental en Netflix, “Miss Americana”. La artista, presente en esta plataforma desde 2018 con “Reputation Stadium Tour” −producción en la que se muestra uno de sus conciertos−, se suma a artistas como Beyoncé “The Homecoming”, David Bowie “The Man Who Changed The World” o Lady Gaga “Gaga: Five Foot Two”.

“Miss Americana” recoge la vida de la cantante y compositora desde sus inicios más humildes en la música de manera cronológica, y aborda temas y momentos clave muy diversos como son el conflicto que vivió con el rapero Kanye West en 2009 y 2016, la primera vez que manifestó su opinión política días antes de las elecciones al Senado de 2018 en Estados Unidos, o el proceso de creación de sus últimos trabajos, marcados fuertemente por su situación personal y muy diferentes entre sí.

La producción incluye tanto imágenes recientes como grabaciones de una joven Swift componiendo y presentando sus primeras canciones en público y confesiones que escribió en su diario personal años atrás.

Taylor Swift comenzó su carrera cantando música “country”, pero según ha ido pasando el tiempo se ha alejado de ese estilo y ha probado diversos géneros. Ella siente que “todas somos juguetes nuevos durante dos años. Las artistas femeninas nos reinventamos 20 veces más que los hombres, tenemos que hacerlo o nos quedamos sin trabajo”.

La cantante abre su corazón para contar los problemas que le crearon ciertos comentarios sobre su imagen, y reflexiona sobre transtornos alimenticios y la sobre exposición a los medios que sufrió y la condujo a desaparecer de la vida pública durante todo un año. También se aborda la demanda por acoso sexual que la cantante realizó contra el locutor de radio David Mueller. Swift demandó a Mueller por un dólar, para evitar que se relacionara su denuncia con motivos económicos y dar así voz a las víctimas que no son escuchadas.

Además, se muestran diversas acciones de Swift a favor del movimiento feminista y de la comunidad LGBT: “Es hora de quitarme la mordaza, para siempre. Quiero vestir de rosa y decir lo que pienso sobre política, no creo que sean cosas que se anulen entre sí”.

El documental finaliza con el momento en el que “Lover”, séptimo y último álbum de estudio de la artista, salió a la luz, y cómo Swift lo celebró junto con su equipo y sus personas más cercanas. La artista reflexiona y declara que después de todo lo que ha vivido anteriormente, ese momento es maravilloso.