Más llanto y acción en el final de “Las chicas del cable”: “Muere mucha gente”

La última entrega de la serie protagonizada por Blanca Suárez se divide en dos partes: la primera llega a Netflix el 14 de febrero

De izda. a dcha., Ana Fernández, Blanca Suárez y Nadia de Santiago, protagonistas de "Las chicas del cable"
De izda. a dcha., Ana Fernández, Blanca Suárez y Nadia de Santiago, protagonistas de "Las chicas del cable"samuel de roman

Siete años después de que cada una de “Las chicas del cable” tomara un rumbo diferente en sus vidas, sus caminos se vuelven a cruzar. En el ambiente de Madrid en plena Guerra Civil, Lidia (Blanca Suárez), Marga (Nadia de Santiago), Carlota (Ana Fernández) y Óscar (Ana Polvorosa) se reencuentran para iniciar nuevas luchas y aventuras que, han asegurado Netflix y Bambú Producciones, darán final a la serie con una temporada “más atrevida, ambiciosa y grande”.

La última entrega se dividirá en dos partes, de las cuales la primera -con cinco episodios- se estrenará en Netflix el próximo 14 de febrero. Para la segunda, en cambio, aún no hay fecha de estreno. Teresa Fernández Valdés, productora ejecutiva de la serie, ha asegurado que en esta temporada “hay más acción que nunca”, así como también ha adelantado que “muere mucha gente”.

Con esto, una serie que ha acumulado tantos espectadores así como ha transmitido tantos sentimientos se despide para siempre. Fernández Valdés ha recordado cómo “Netflix buscaba una serie con ciertos ingredientes, que contara con una o varias protagonistas femeninas y que estuviera dirigida a un público generalista”. De ahí nació “Las chicas del cable”, una apuesta donde se daba voz a un grupo mujeres en los años 20, una época en la que era complicado hablar de igualdad y feminismo. “Existieron y fueron unas avanzadas a su tiempo”, explica la productora, así como ha resaltado que esta ficción “ha conectado con chicas jóvenes”.

Las protagonistas de esta serie han resaltado tanto por su historia como por su carisma, pues “aunque fueran perfiles diferentes, homosexuales o heterosexuales, juntas podían hacer piña. Unidas en una batalla que hoy sigue ocurriendo”. Asimismo, destaca Blanca Suárez que “cuando empezamos la serie, nos embarcábamos en algo que no se había hecho en España, una ficción liderada por mujeres en una etapa bastante convulsta para ellas”. Ahora, las protagonistas se meten en plena Guerra Civil con una historia que, asegura De Santiago, permitirá al público “ser consciente de la figura de la mujer en la historia”.