La guerra del “streaming”

Netflix, que es el único servicio cuyo negocio principal es la distribución de multimedia, es actualmente el rey de la inversión de contenidos con más de 14.000 millones de euros solo en 2019

plataformas de television
la guerra del streamingJosé Maluenda

Si nos hubiesen preguntado hace unos años sobre nuestra disposición a pagar por ver contenidos de video, probablemente nuestra respuesta habría sido un rotundo no. Sin embargo, aquí estamos, con la cabeza dividida en varias series y el corazón en vilo esperando si «El Profesor» de «La casa de papel» logrará hacerse millonario, y si saldrán ilesos todos los integrantes de su equipo. Y es que da igual la edad. Hoy hasta los más mayores se han modernizado, porque, en realidad ¿qué son 4,99 al mes? O mejor ¿qué son 36 euros al año por poder ver todas esas series que te has perdido o que has visto y te gustaría volver a ver? El nacimiento de nuevas plataformas (Apple TV+, Disney+, HBO Max o Peacock), junto con las más asentadas (Netflix, Amazon Prime Video o HBO) ya libran lo que llamamos «la guerra del streaming», que ha llegado para quedarse sin lugar a dudas.

Netflix, que es el único servicio cuyo negocio principal es la distribución de contenidos multimedia, es actualmente el rey de la inversión de contenidos con más de 14.000 millones de euros solo en 2019. Por detrás, Apple, que dedicó unos 6.000 millones; Amazon se sitúa entre los 4.000 y 6.000 y HBO entre los 2.400 y 3.900. Pese a contar con naturalezas muy diversas, existe un denominador común entre todas las plataformas que existen en nuestro país: la lucha por obtener el mayor número de suscriptores posible, que se refleja en unos mayores beneficios. A HBO, Netflix y Amazon, los primeros en llegar, se han sumado en los últimos meses Apple TV+ y Disney entre otros. Mientras los veteranos analizan los próximos movimientos de sus nuevos rivales, Netflix es el que más tranquilo puede estar. El alto volumen de títulos que maneja, unida a la amplia oferta de producciones propias que ofrece al espectador ha demostrado que, al menos de momento, ningún nuevo competidor ha conseguido restarle cuota de mercado. HBO y Amazon, sin embargo, continúan la pugna por el segundo puesto. Mientras tanto, solo hay un beneficiado en esta batalla por la suscripción: el usuario.