Naya Rivera y la maldición de los actores de “Glee”

A la desaparición de la actriz se une a la muerte de Cory Monteith y otros miembros del reparto

El reparto de "Glee"
El reparto de "Glee"La Razón

Las seis temporadas de la serie musical “Glee” fueron un éxito de audiencia yde crítica. La creación de Ryan Murphy ganó cuatro Globos de Oro, entre otros premios. Sin embargo, ese triunfo colectivo se convirtió en una tragedia personal para algunos de sus actores, hasta el punto de que se habla de una presunta “maldición” que parece no tener fin tras la desaparición hace unos días de Naya Rivera. Muertes inesperadas, suicidios... Podría ser material para ser un dramón seriéfilo.

En 2013, cuando la ficción se seguía emitiendo, Cory Monteiht fue encontrado en un hotel de Vancouver muerto. El establecimiento le llamó repetidas veces. La autopsia reveló que la causa del fallecimiento fue una intoxicación con fármacos. Monteith se ingresó años antes en una clínica de rehabilitación por abuso de sustancias. En anteriores ocasiones se rumoreó la noticia falsa de su muerte.

Segunda conmoción. El 30 de enero de 2018 se encontró sin vida a Mark Salling, quien se ahorcó en un campo de beisbol en California. Dos semanas antes se había declarado culpable de tener al menos 50.000 menores en actitudes sexuales, en lo que se consideró un caso de pornografía infantil. Sus compañeros de reparto evitaron pronunciarse sobre el suceso. Solo publicó una nota Tim Davis, quien pertenecía al departamento musical. Davis escribió en Twitter: “Hoy hemos perdido a otro de los miembros del reparto de Glee. Sí, él cometió crímenes contra niños. Sí, eran horribles. Pero Mark Salling era un hombre roto, y, sin duda, una víctima de abusos él mismo. Quería a Mark, y me entristece pensar en la devastación que sentirán sus padres. Por favor, ahorren comentarios crueles”.

Tercer acto. Blake Jenner y Melissa Benoist, se conocieron en el plató y se casaron. Sin embargo, su matrimonio fue un infierno para Benoist, ya que Jenner fue muy violento con ella. “Aprendí lo que se siente al ser inmovilizada y abofeteada repetidamente, golpeada con tanta fuerza que sentí que me quedaba sin aire, arrastrada por el pelo en el suelo, golpeada en la cabeza, pellizcada hasta que se me rompía la piel, estrellada contra la pared, ahogada”, deatalló en su cuenta de Instagram.

Después estallaron otros temas que, desgraciadamente, padecen muchas celebridades: el robo de fotos privadas en las que aparecen ligeras de ropa. Le sucedió a Heather Morris y Lea Michele, entre otras.