«Centenarios»: los guardianes de la memoria colectiva

Canal Sur estrena hoy, a las 22:30 horas, un «docu-show» en el que se rendirá homenaje a los mayores, que aportan testimonios sobre su vida, producido por La Cometa TV

Los años no pasan en balde y en muchas ocasiones no es malo, porque a quienes los cumplen les deja un poso de resistencia, de sabiduría y de memoria ante las situaciones adversas que forman parte de un pasado muy presente. Son una lección de vida. Para homenajear su historia vital, Canal Sur estrena hoy, en horario «prime time», «Centenarios», una producción de la cadena autonómica en colaboración con la productora La Cometa TV. «Este proyecto se gestó antes de la pandemia, en la que desgraciadamente han fallecido tantos ancianos; creíamos que era muy interesante que en el ámbito de una televisión autonómica se reflejara el testimonio de hombres y mujeres que bordean o han superado los cien años. Su contribución es muy importante tanto desde el punto histórico como cultural. Son la memoria viva de nuestra sociedad», explica Antonio Asencio, responsable de la productora.

El programa se concibe desde el respeto y, como subraya Asencio, «la complicidad, porque los que participan están arropados por su familia (hijos y nietos) y son la bóveda de varias generaciones».

En el primer capítulo, el primer destino será Córdoba. En Almodóvar del Río vive Mercedes que tiene 100 años y ha transitado dos siglos sin inmutarse; en teoría, porque su vida es digna de una serie. Ha criado sin aspavientos a 36 niños y niñas de su familia y trabajó junto a su esposo como persona de servicio en cortijos. Pero que nadie se espere una historia tan dramática como la que narra Miguel Delibes en «Los santos inocentes». Tenía buena relación con los que la emplearon y recuerda cómo era la vida en esos lugares.

La ruta sigue hasta Almuñecar. Allí vive Emilia. En la postguerra emigró a Argentina con su esposo y sus hijos. Allí tuvo otros vástagos, pero luchó para conservar sus raíces andaluzas. Nunca faltaba en su hogar comidas de su tierra. Pasaron los años y volvió. Ella es la voz de los españoles que emigraron. Asencio cuenta que, tanto sus palabras, como la de los otros protagonistas, «tienen la seña de identidad de la naturalidad. Porque, ¿qué quiere que le diga? Cuando se cumple cien años las personas hablan desde la espontaneidad; no están para hacer teatro».

El mar de plástico

Atención a Matito, que reside en Balermo (Almería). Él sí que sabe lo que es lo que se llama ahora el «mar de plástico», esos invernaderos que nacieron de la nada y que dan trabajo a tantas personas. La escuela si la pisó fue de visita. A sus 101 años rememora sus primeros pasos, cuando era un niño, como pastor. En la actualidad solo observa el presente y lo que ha conseguido con su esfuerzo: que todos sus nietos sean universitarios, un dato que parece anecdótico, pero que para él es pura vida.

El espectador también conocerá a José Manuel. Ya va rondando el siglo y es hijo adoptivo de Huelva. Allí tiene una calle a su nombre y una placa con uno de sus poemas más conocidos. Fue un autodidacta, como precisa Asencio, «la universidad fue la vida».

Recoger tantos testimonios no es fácil porque como dice el responsable de La Cometa TV, «en cada producción no hay reglas determinadas. No ha sido sencillo encontrarlos pero hemos encontrado el apoyo de las instituciones y de asociaciones».