“Paraiso”: la pérdida de la inocencia

Movistar+ anuncia el fin del rodaje de la ficción, con guiños a series de antaño, sobre la desaparición de tres chicas tras estar en una discoteca

Imagen de la serie "Paraíso"
Imagen de la serie "Paraíso"Movistar+La Razón

Con ese afán de simplificar –que no es lo mismo que buscar referentes que tengan un punto de unión con una producción recién horneada–, ya hay quien denomina a «Paraíso» como la «Stranger Things» española, cuando ni siquiera se ha estrenado. Más allá de este detalle, ahora que ha finalizado su rodaje, sí que la ficción de Movistar+, así la describe la propia compañía, es una serie fantástica que se desarrolla en 1992. Cual pócima bien macerada combina los ingredientes de un drama juvenil, la ciencia ficción y el misterio.

Las series del pasado

Lo que incita al visionado es que –como dice su creador y director Fernando González Molina («Palmeras en la nieve», (2017) y «El barco»– la ficción hace ojitos a los espectadores que rondan la cincuentena con citas al cine taquillero de Steven Spielberg y a las series «V», «Verano azul» y «Compañeros», entre otras. «‘‘Paraíso’' es un viaje a filmes de entretenimiento que nos apasionaban y nos hizo dedicarnos a esto, pero también es un relato sobre la pérdida y la dificultad de ser adolescente cuando eres distinto», dice González Molina.

Sin embargo, hay un aliciente más: las protagonistas, Sandra, Elena y Malena, que están pasando las vacaciones en un pueblo de la costa, desaparecen en una discoteca. Nadie sabe lo que ha ocurrido y la policía da la impresión de que está dando palos de ciego. De ahí que Javi, el hermano pequeño de Sandra, inicia una investigación junto a sus mejores amigos: Quino, Álvaro y Zeta. Su descubrimiento no puede ser más descorazonador, ya que descubren que los que retienen a las adolescentes no son de este mundo.

Con el rodaje ya finalizado, y a la espera de la postproduccion, el director ha tenido las mejores palabras posibles para su protagonista, Macarena García, que obtuvo un Goya por «Blancanieves» (2012), y con la que ha trabajado en las series «La otra mirada», «Luna, misterio de Calenda» y en la cinta «Palmeras en la nieve», (2015). A través de las redes sociales, González Molina alabó el trabajo de la intérprete. «Es nuestro tercer proyecto juntos y estoy feliz de haberme encontrado con una actriz cada vez más comprometida con su trabajo, más valiente y con ganas infinitas de hacerlo bien», dice. Los halagos no terminan ahí, ya que aporta que: «Su talento es paralelo a su buen talante, maravilloso para proyectos complicados como este. Ha construido a un personaje maduro, guerrero y lleno de verdad. Se ha dejado la piel», culmina.

Además de García, el reparto se completa con Gorka Otxoa («Allí abajo»), Iñaki Adanaz («Caronte»), Pau Gimeno (que ha estado en la obra de teatro «Billy Elliot»), Cristian López (que hizo lo propio en «El rey León»), León Martínez («Merlí») y María Romanillos («Las consecuencias»), entre otros.

«Paraíso» se ha rodado en distintas localizaciones (en las instalaciones termales de Alhama de Aragón) y en la Comunidad Valenciana, como el parque nacional de la Albufera y Benidorm. La producción, que explora el fin de la inocencia, consta de ocho capítulos de cincuenta minutos de duración. Se estrenará durante este año.